Complejo de soledad en Navidad: no temas estar sola estas Navidades

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La propia melancolía característica del otoño hace que el fantasma de la tristeza de la Navidad se presente mucho tiempo antes. No hace falta llegar a diciembre para empezar a notar como los complejos afloran y empiezan a martirizar nuestro comportamiento.

De entre todos los complejos que podamos tener, hay uno que se alza como el protagonista indiscutible en las fiestas navideñas: el complejo de soledad en Navidad.

Por qué nos acompleja estar solas en Navidad

La estampa de una Navidades blancas, en familia, sentados alrededor de una mesa llena de manjares y con los sentimientos a flor de piel es bonita, pero compartida por muy pocos. Cada vez más gente pasa la Navidad en soledad de forma voluntaria o porque no les queda más remedio. Sin embargo, pasar las Navidades en solitario saca a relucir el complejo de soledad en Navidad.

El complejo de soledad en Navidad está a medio camino entre los complejos psicológicos y los complejos sociales. Por más que hayas elegido la situación de estar sola en Navidad, no hay anuncio televisivo de turrón que no te haga dudar de tu decisión. Peor es el caso si tu soledad navideña viene impuesta por las circunstancias, porque has tenido que emigrar, porque no tienes familia o porque tienes que trabajar en esas fechas.

Si el sentimiento de soledad te hace daño, cuando en Navidad se convierte en un complejo la cosa se complica aún más. Desde situarte en la puerta de entrada de una depresión, hasta sufrir las consecuencias de sentirte inferior, diferente, inadaptada. El complejo de soledad en Navidad es uno de esos complejos que pueden llevar tu autoestima hasta los niveles más bajos.

Cómo superar el complejo de soledad en Navidad

Pero este complejo de soledad en la época de Navidad se puede superar. Tal vez te lleve varias Navidades en solitario, pero finalmente acabarás convenciéndote de lo que ya sabes. Que realmente no es una época tan crucial en tu vida y que es la presión social lo que te lleva a replantearte tu existencia en esta época del año.

Si miras la situación de forma objetiva, tu complejo de soledad en Navidad no tiene razón de ser a no ser que estés ante un complejo de soledad durante todo el año. Si no te gusta tu vida, si estás lejos de tu entorno, si no encajas y eso se hace sentir miserable y triste, es porque tienes un problema para afrontar la soledad. Pero no es la Navidad lo que te provoca el complejo, sino la soledad.

Por lo tanto, antes de poder superar el complejo de soledad en Navidad, deberás aprender a disfrutar de tu soledad. No eres una persona socialmente inadaptada por no tener a tu familia cerca, por no tener amigos en el lugar donde vives, ni mucho menos por no tener pareja. Ni en Navidad, ni en otra época del año.