¿Demasiado alta? Transforma tu complejo en una ventaja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El mundo de los complejos se nutre de los estereotipos sociales. Por eso hay muchas mujeres altas que viven acomplejadas por su estatura. En nuestro diccionario de complejos analizamos todos los complejos y buscamos la mejor manera de superarlos. Descubre cómo superar el complejo de alta.

Complejo de alta en mujeres

Los hombres son más altos que las mujeres. Este estereotipo hace que muchos hombres bajitos sufran el complejo de Napoleón y que muchas mujeres vivan con el complejo de altas. Mujeres que tienen una estatura más alta que la media, que no se atreven a ponerse tacones y que tienen la autoestima por los suelos en cuanto a sus relaciones sociales.

Las mujeres con complejo de alta sufren especialmente sus consecuencias en las relaciones sentimentales. Cada fracaso sentimental lo atribuyen a su estatura porque creen que los hombres se sienten intimidados ante una mujer más alta que ellos. Y debemos reconocer que algo de cierto hay en ello. Pero también debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿merece la pena un hombre que no vea en nosotras más que la estatura?

El complejo de alta pertenece a la categoría de complejos físicos y es cierto que la estatura es algo que se puede cuantificar, que se puede medir. Pero como ocurre en este tipo de complejos, se trata de una cuestión comparativa. Y ya sabemos que las comparaciones no son las mejores amigas de la autoestima.

Cómo superar el complejo de autoestima

Ser alta, y también ser baja, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, eso está claro. Pero conviene relativizar las desventajas. Porque tal vez tenga más desventajas haber nacido en una parte determinada del planeta, por ejemplo. O porque tal vez ser alta no sea lo que debe definirte como persona.

Lo cierto es que ser alta no supone un defecto físico, ni siquiera un problema. Así que deja de renunciar a llevar tacones, si es que te gustan los tacones y sal a la calle dispuesta a conquistar a la gente por ser quien eres. Recuerda que las personas que te rechazan por una cuestión del aspecto físico no entran dentro del tipo de personas que quieres a tu lado.

Por otra parte, las miradas curiosas, las impertinencias o los recelos con los que te puedas encontrar se combaten con dos armas: o bien el sentido del humor, o bien la indiferencia. Recuerda que ser alta no es un problema de salud, recuerda también que en algunas profesiones prefieren a las mujeres más altas. O recuerda que tal vez tengas una posición privilegiada para observar a los demás.

Puedes leer más artículos similares a ¿Demasiado alta? Transforma tu complejo en una ventaja, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.