Insatisfacción vital por problemas de autoestima

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

Cuando nos valoramos negativamente, cuando nos vemos a nosotras mismas como personas de escasa valía y no somos capaces de apreciar nuestras aptitudes, se produce una especie de pasividad vital. Los problemas de autoestima llenan de obstáculos el camino hacia la felicidad y uno de esos obstáculos es la insatisfacción vital.

La baja autoestima que produce insatisfacción vital

Una persona que no se gusta a sí misma nunca puede ser feliz. Una persona que no se aprecia a sí misma es una persona insatisfecha. La baja autoestima genera pensamientos del tipo "no puedo", "para qué voy a intentarlo", "no me lo merezco" que obstaculizan el camino hacia la consecución de cualquier meta sea del tipo que sea.

Vivir con problemas de autoestima significa vivir con limitaciones auto impuestas, con miedo constante al fracaso y por lo tanto, paralizada, sin atreverse a actuar para cambiar todo aquello que se podría cambiar. Si no te sientes capacitada para hacer tu trabajo, vas a trasladar esa percepción a todo tu entorno laboral y nunca van a tenerte en cuenta de cara a una promoción o ascenso.

Si no te gustas a ti misma, creerás que no te mereces ser amada y no podrás disfrutar del cariño de una persona especial. Si tienes la sensación de hacer el ridículo cada vez que hablas, acabarás por encerrarte en el casa y limitar tus actividades sociales. Si crees que no puedes hacerlo, no lo harás.

Cómo superar la insatisfacción vital

La insatisfacción vital producida por la baja autoestima se puede superar. Pero para ello es necesario trabajar y mejorar la autoestima. El primer paso es convencerte de que te mereces ser feliz. Y a partir de ahí, se trata de ir proponiéndote pequeños objetivos, para ir cumpliéndolos paso a paso. No puedes pretender crear una vida maravillosa de la noche a la mañana, pero si te lo propones, tendrás esa vida maravillosa que deseas y que, además, te mereces.

Objetivos pequeños y a corto plazo que refuerzan tu autoestima son, por ejemplo, acudir a esa fiesta que te aterra y salir de ella con una sonrisa, o tener todos los asuntos laborales organizados, o poner un poco de orden en tus citas burocráticas. En definitiva, puedes empezar por afrontar pequeños retos cotidianos que, al salvarlos, te proporcionarán pequeñas dosis de seguridad.

Porque tal vez no tienes la vida que esperabas, tal vez te sientas estafada con la vida, pero el secreto de la felicidad es aprovechar lo que se tiene como impulso para tener aún más. Si tienes problemas de autoestima, antes de lanzarte a comerte el mundo, es mejor que te dediques a mejorar esa autoestima. Tal vez después, con la autoestima en los niveles adecuados, no quieras cometerte el mundo, sino disfrutar de él.

Puedes leer más artículos similares a Insatisfacción vital por problemas de autoestima, en la categoría de Autoestima en Diario Femenino.