La depresión como causa de demencia

Marta Valle

Estudios científicos recientes han alertado acerca de una relación bastante directa entre la depresión y la demencia. En concreto, se afirma que el hecho de padecer una patología tan compleja de tratar como la depresión puede duplicar la capacidad de desarrollar demencia a lo largo de la edad adulta. Aunque los resultados han mostrado esta vinculación, no han logrado explicar la forma en la que funciona dicha relación. A pesar de ello, son conclusiones que despiertan mucho interés en la comunidad médica ya que ofrecen la posibilidad de mejorar la capacidad memorística durante la vejez previniendo, a su vez, los factores de riesgo que derivan en estado depresivos.

Vinculaciones reales entre la depresión y la demencia

Durante la investigación participaron más de 1.500 personas con una edad media de 77 años pero que, al comienzo del estudio, no disponían de ningún problema relacionado con la demencia. El 52% de los participantes desarrollaron deterioro cognitivo leve y un 18% terminaron padeciendo demencia. Sin embargo, los investigadores no fueron capaces de hallar una vinculación real entre la cantidad de daño causada en el cerebro y el nivel de depresión que tenían los participantes en el estudio.

Lo que sí pudo concluirse es que las personas que desarrollaron algún tipo de anomalía relacionada con un deterioro patente de la memoria presentaron un mayor número de síntomas relacionados con la depresión antes de que fueran diagnosticadas con alguna patología asociada a las carencias cognitivas de carácter leve. Por lo tanto, puede concluirse que la depresión resulta un factor de riesgo bastante importante para el desarrollo de Alzheimer a lo largo de la madurez.

Al considerarse la depresión una suerte de signo precoz del desarrollo de deterioros cognitivos leves –que pueden progresar a la generación de una patología severa como el Alzheimer- resulta pertinente consultar con el médico de cabecera si esta relación puede ser potencialmente peligrosa para nuestra salud. Dada la gravedad de estas problemáticas, el facultativo habrá de elaborar un tratamiento adecuado con el fin de prevenir cualquier estado depresivo que pudiera devenir en el futuro en demencia.

Puedes leer más artículos similares a La depresión como causa de demencia, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.