Un año más... y todo sigue igual: evitar la depresión por insatisfacción

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Ocurre tanto a primeros de año como los días previos al cumpleaños. Mucha gente se deprime en este tipo de fechas que recuerdan que ha pasado un año más y todo sigue igual. Igual de mal. La depresión puede encontrar su causa en la infelicidad, en la insatisfacción vital y en la frustración. Pero frente al desánimo, podemos darle la vuelta a la moneda.

Depresión por infelicidad

Sigo en el mismo trabajo de siempre. Debería sentirme afortunada tal y como están las cosas, pero me siento atrapada y sin ilusión. Mi novio se ha quedado en paro y la perspectiva de encontrar un trabajo se aleja cada vez más. Pero el banco sigue demandando la hipoteca cada mes, y la compañía de la luz, del gas y del teléfono. Un año más y no hay cambios, al menos a mejor. No puedo más.

Esta situación es más que habitual. El estatismo vital puede ser el causante de una infelicidad que te lleve a la depresión. Ves cómo pasan los años y los sueños se han ido quedando en el camino olvidados frente a las necesidades más acuciantes. Así es como se pierde la ilusión, cuando te implicas tanto en la realidad que no dejas sitio para tus deseos.

Pero lo cierto es que si estás sufriendo una depresión por insatisfacción vital, tú misma puedes hacer mucho para superar el trastorno emocional simplemente trasformando tu perspectiva. Puede que pasen los años y sientas que nada ha cambiado, pero no es cierto, son muchas cosas las que han cambiado, solo que tú no puedes verlas. Fíjate más en las personas que te rodean, en tus amigos, en tu familia y comprobarás cómo algunas cosas sí han cambiado.

El poder de cambiar las cosas

Si pensar que pasan los años y todo sigue igual te produce frustración, debes saber que el poder de cambiar las cosas está en tu mano. Tal vez no sea el mejor momento para dejar tu trabajo y lanzarte a recorrer el mundo, pero seguramente puedes empezar a formarte en aquellos campos que más te gustan. Solo con eso ya estás transformando tus posibilidades de futuro.

También necesitas un cambio en tu actitud, en tu vida social, familiar y de pareja. Prueba a ser más cariñosa con los tuyos, a lamentarte menos de tu suerte, a sonreír más. Verás cómo poco a poco tu vida personal va experimentando esos cambios que dices que no ocurren. Porque el cambio en tu vida lo marcas tú. Cierto que tu vida está sujeta a las circunstancias que la rodean. Observa, analiza y juega con los recursos que tienes a tu alcance.

Pero para poder cambiar las cosas, para poder transformar tu vida e ir acercándote a esa persona que siempre quisiste ser hace falta valentía frente a la oposición de los demás, seguridad frente al miedo a lo desconocido y confianza en ti misma. Si ves que aún no estás preparada para el cambio, no te resignes, no te pares, reúne fuerzas y, si crees que no vas a poder, busca ayuda psicológica.

Puedes leer más artículos similares a Un año más... y todo sigue igual: evitar la depresión por insatisfacción, en la categoría de Depresión en Diario Femenino.