Soñar con un arcoíris: disfruta de tu momento de ilusión

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

No todo van a ser pesadillas o sueños horribles en nuestra vida onírica, por eso disfrutamos a lo grande con algunos sueños llenos de magia e ilusión. Es el caso de soñar con un arcoíris, un sueño lleno de simbolismo y de buenos augurios del que te interesa conocer su interpretación. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar con un arcoíris.

La magia de soñar con un arcoíris

El arcoíris contiene un simbolismo importante y ya la mitología recogía el significado de este fenómeno natural que nos resulta tan atractivo. Para los antiguos griegos, el arcoíris era el rastro dejado al paso de la diosa Iris que se encargaba de trasladar los mensajes de unos dioses a otros. En su referencia a los mensajes, el arcoíris funciona a modo de ángel pero con un componente importante de magia.

La magia llega implícita en esa especie de milagro de colores en el cielo que se crea después de la lluvia. Tras la oscuridad de un día nublado y lluvioso, aparece un arcoíris lleno de color para iluminar tu día. Sin duda, es un sueño que refleja un carácter optimista muy consciente de que las malas rachas pasan siempre para dar lugar a un tiempo mejor, de bienestar y de alegría.

Este sueño con el arcoíris que aparece en el cielo a modo de sorpresa o de regalo hace que puedas mantener la ilusión y la esperanza. Los cambios no te asustan o no te deben asustar porque la vida son ciclos que hay que atravesar con la mejor actitud posible para no ir dejándose las fuerzas y las ganas en el camino. Y la salida del arcoíris te lo confirma.

En algunas ocasiones el arcoíris en sueños aparece tras un momento oscuro de depresión para darte ánimos. En tu vida llueve o hay tormenta, pero resulta de lo más tentador mantenerse en pie para poder salir a disfrutar de los colores del arcoíris y, quién sabe, tal vez encuentres entre ese arco el mensaje que los dioses tienen para ti.