Soñar que contratas un detective privado: descubriendo secretos

Los sueños con detectives privados están llenos de misterio y de secretos

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Los sueños te pueden presentar en situaciones que en la vida real no tienes. Es el caso de soñar que contratas un detective privado, un sueño que está lleno de misterio y que tiene muchos secretos por descubrir. Pero cuidado, ¿estás segura de querer saber toda la verdad? Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar que contratas un detective privado.

Por qué sueñas que contratas un detective privado

No es que contratar un detective privado sea una situación surrealista, pero tampoco es algo que hagas todos los días. Los motivos por los que puedes contratar un detective suelen estar relacionados con sospechas hacia tu pareja, pero puede haber más. En cualquier caso, puedes intuir que en el significado de este sueño se habla de secretos y verdades.

+ El sueño es una invitación a que descubras la verdad por ti misma. ¿Qué es eso que necesitas saber? Si eres de las personas que siempre quieren saber la verdad aunque duela, es normal que tengas este sueño con detectives privados porque la vida está llena de incógnitas, de misterios y de secretos por desvelar. Y tú quieres saberlo todo.

+ Fíjate en las emociones que te transmite este sueño, si se trata de una necesidad insana de conocer la verdad por celos, por ejemplo, o si se trata de tu curiosidad natural que quiere disponer de toda la información posible para poder tomar sus propias decisiones. Si la vida no te responde, si las personas que te rodean no te responden, si tu pareja no te responde, es normal que tengas que recurrir a un detective privado. Los secretos no son lo tuyo.

+ En algunas ocasiones este sueño con un detective privado no habla del mundo exterior, sino de ti misma. Sabes que para ser feliz tienes que conocerte a fondo, pero no te atreves a indagar en tu interior y por eso pides ayuda a un detective. Despierta y atrévete a hacer ese ejercicio de introspección porque nadie lo hará mejor que tú misma.