Remedios caseros para el cansancio

Marta Valle

Remedios caseros para el cansancio

Cuando una mujer se siente cansada o agotada, posee una sensación de incomodidad, de malestar o, incluso, de impotencia ante la posibilidad de realizar actividad alguna, llegando a requerir una gran fuerza de voluntad para llevarla a cabo en ese estado. Esta situación se debe, en la gran mayoría de ocasiones, al esfuerzo continuo que realizamos en el desarrollo de nuestras actividades diarias, ya sea con las tareas del hogar, en el trabajo o en los estudios. Si estás pasando una mala temporada y te sientes decaída, te proponemos una serie de soluciones caseras para afrontar la jornada con más energía.

Combatir el cansancio con remedios caseros

La falta de vitaminas y minerales esenciales en nuestras rutinas alimentarias resulta una de las principales causas por las que podemos sentirnos agotadas y sin energías. Por ello, el control de la dieta pasa por ser uno de los remedios caseros más efectivos para paliar esta molesta anomalía. Resulta especialmente recomendable la ingesta de productos ricos en vitamina B, ya que van a proporcionar al organismo un fuerte incremento energético, además de proveer el buen funcionamiento tanto de nuestro sistema circulatorio como nervioso. Dentro de este grupo, podemos hallar alimentos como la leche y sus derivados, los huevos, el pescado azul, las carnes, los cereales integrales, las frambuesas, las castañas, los cacahuetes, las almendras, el melón, la sandía, las uvas o legumbres como los guisantes, las lentejas y los garbanzos.

La incorporación de productos energizantes naturales resulta otra de las grandes alternativas caseras para combatir el cansancio. La raíz de ginseng o la raíz de jengibre suponen dos grandes ejemplos en este sentido ya que son capaces de estimular el sistema nervioso. Sin embargo, no deben ser consumidas a menos que exista una sensación patente de agotamiento corporal ya que, de lo contrario, podrían ocasionar efectos secundarios como insomnio o ansiedad.

Algunas infusiones también resultan excelentes remedios caseros para aliviar esa sensación de cansancio que nos impide afrontar con energía nuestras tareas diarias. Dado el caso, te recomendamos la preparación de una infusión a base de cola de caballo y menta, dos magníficas plantas para combatir los síntomas del agotamiento. Para su preparación, vamos a necesitar 30 gramos de menta, 30 gramos de cola de caballo y un cuarto de litro de agua.