Cómo evitar el mal olor provocado por el sudor

¿Sabías que el sudor no tiene olor?

María Cerrato de la Fuente

mal olor y sudor

Hay épocas del año o situaciones en las que sudamos más y este sudor puede traer consigo mal olor. Épocas como el verano, las situaciones de estrés o los cambios hormonales pueden jugarnos malas pasadas en lo que a olores corporales se refiere. El sudor es algo normal y, por sí solo no huele, es incoloro e inodoro, ya que es similar al agua. Lo que huele al contacto con el sudor provocado por las glándulas sudoríparas, no es ni más ni menos que las bacterias que tiene nuestra piel o nuestro vello. Pero podemos evitar el olor corporal con una serie de recomendaciones muy fáciles

Combate el mal olor corporal provocado por el sudor 

+ Extrema la higiene diaria

Una ducha diaria, como mínimo evitará los malos olores corporales. También es importante el uso de un desodorante adecuado a cada tipo de piel y a cada necesidad. Utilízalo después de la ducha y evitarás durante un largo periodo de tiempo ese mal olor generado en la zona de las axilas. Lavar la ropa a menudo también es fundamental, pues de nada te servirá ponerte desodorante si la camiseta que vas a utilizar ya tiene olor impregnado en la zona de las axilas.

Los tejidos 

Las fibras naturales, como el algodón absorben perfectamente la humedad y contribuyen a la correcta transpiración de la piel. Por el contrario, los tejidos sintéticos, como el poliéster tienen el efecto contrario, es decir, no transpiran por lo que la humedad se queda en la piel y entra en contacto con las bacterias provocando mal olor.

mal olor por el sudor y tejidos

+ La alimentación

La dieta influye bastante en el olor fuerte corporal. Las grasas excesivas, las carnes rojas, la sal o el picante, el alcohol o el azúcar favorecen los malos olores, al contrario que los vegetales y las frutas.

+ Rasurar o depilar la piel

Puede ser una medida eficiente para evitar la humedad en determinadas zonas.

+ Evitar la humedad

En la zona de los pies, es importante secar bien el agua acumulada entre los dedos después de la ducha, así como cortar con frecuencia las uñas. El polvo de talco y el bicarbonato también ayudan a absorber la humedad.

+ Beber agua

Es muy importante ingerir suficientes líquidos, aun cuando no tengamos sed y durante las comidas. El agua, los zumos y otras bebidas refrescantes serán tus aliadas para hidratarte, no así las bebidas carbonatadas.

+ Consumo de ciertos fármacos 

Las alteraciones hormonales y algunas afecciones relacionadas con las glándulas son otros motivos de cambios en la sudoración, como por ejemplo, la pubertad, la menopausia, la fiebre, el hipertiroidismo, la obesidad…

Remedios caseros naturales para combatir el olor corporal

salvia

1. Infusión de salvia. Toma una vez al día una infusión de salvia y notarás la diferencia, pues esta hierba regula la sudoración excesiva.

2. Aceite esencial de lavanda. Hierve agua y añade unas gotas de este aceite. Deja la mezcla reposar durante unas horas y pulverízala por las zonas más ‘conflictivas’.

3. Bicarbonato de sodio. Este remedio es más conocido, pues junto con el talco, aplicado en las axilas, absorbe la humedad.

4. Desodorante casero a base de menta y romero. Funciona como antibacteriano y tienen un agradable perfume. Hierve unas hojas de cada uno y aplica el líquido con un algodón en la zona.

5.  negro. Añade una infusión grande de té negro a tu bañera y neutralizarás el olor de las bacterias de la piel.

Si el olor es excesivo y no desaparece, deberías consultar a tu médico, pues podría estar relacionado con problemas de salud.