Cómo hacer frente a la astenia primaveral

Con el cambio a la primavera sientes fatiga, falta de apetito, dolor de cabeza...

Lucía Díaz Madurga

La primavera trae las flores, el color, el buen tiempo... ¿pero tú no puedes evitar sentirte un poco alicaída? Todo el mundo espera que tengas el ánimo por las nubes pero, no sabes por qué pero te falta la energía. No te preocupes, porque tiene una explicación. Esta sensación de decaimiento tiene nombre, astenia primaveral, y aparece con el cambio a esta estación. Hablamos sobre sus síntomas y sobre cómo hacerle frente. 

Síntomas de la astenia primaveral

La astenia primaveral no es más que una alteración del ritmo circadiano que genera cambios en la producción de endorfinas, serotonina, melatonina y demás sustancias del sistema nervioso provocando sensación de decaimiento físico e intelectual. Si sientes alguno de estos síntomas, puedes padecerlo. 

+ Cuando una persona sufre de astenia primaveral está más cansada de lo habitual. Tienen una sensación de fatiga y de debilidad generalizada. 

+ La astenia primaveral viene acompañada de una sensación de tristeza sin una causa aparente. 

+ Es habitual que haya una pérdida de apetito debido a esta sensación de cansando generalizado. 

+ Los dolores de cabeza son habituales con este trastorno. También es habitual que haya malestar general. 

+ Otro de los síntomas que puede aparecer es la falta de memoria y disminución de la concentración, todo ello provocado por el tono vital bajo.

+ Hay quien también pierde algo de deseo sexual.   

Consejos para hacer frente a la astenia primaveral 

Aunque la astenia primaveral te golpee no tienes por qué asumir que no puedes hacer algo para hacerle frente. Sigue estos consejos que te ofrecemos y te sentirás con más energía. 

1 En primavera, toma un desayuno energético 

Un desayuno que aporte hidratos de carbono, proteínas, lípidos como el aceite de oliva y vitaminas y minerales procedentes de las frutas puede ayudarte a conseguir más energía y hacer frente a la actividad diaria en mejores condiciones.

2 Haz 5 comidas saludables

Durante este periodo es muy importante hacer cinco comidas al día para aportar a nuestro cuerpo los nutrientes que necesita y evitar bajadas de glucosa que nos aumenten la sensación de fatiga y cansancio. Ingiere al menos cinco piezas de frutas y verduras diarias además de proteínas en las principales comidas. La dieta equilibrada te ayudará a sentirte mejor. 

3 El sol contra la astenia

Tomar el sol 20 minutos diarios nos ayudara a coger energía y vitalidad. Pero esto, no lo hagas sólo ahora, si puedes hazlo durante todo el año porque a través del sol absorbemos la vitamina D.

4 Duerme bien y descansa

Cada persona necesita unas horas de sueño diferente, pero la media se sitúa en 8 horas cada noche. De esta forma estarás ayudando a tu organismo a adaptarse al cambio de estación. Por otro lado, es importante prestar atención a la higiene del sueño porque sino, no descansarás lo suficiente. 

5 Haz deporte para sentirte mejor

Hacer ejercicio de forma moderada y regular aumenta la producción de endorfinas lo que hace que luchemos contra la desmotivación y eleve el estado de ánimo. 

Y tú, ¿cómo le haces frente a la astenia primaveral?