Cómo hacer correctamente la plancha al hacer ejercicio

Alba Molina

Poder tener un vientre liso y firme es un hecho que está al alcance de cualquiera, pero no es una tarea fácil y se debe trabajar para conseguirlo. La combinación de ejercicio físico y alimentación adecuada es la clave para conseguirlo, ya que no son independientes uno del otro y se deben unir para conseguir los resultados que queremos.

Para poder presumir de un abdomen tonificado y plano, se suele incluir en todas las rutinas ejercicios que trabajan específicamente esa zona, pero se debe ir con cuidado al elegir los de abdominales, puesto que no todos benefician a la hora de perder grasa y, además, pueden resultar perjudiciales y dar lugar a dolores innecesarios que pueden obligar a que paremos la práctica física. 
Es por esto que la plancha (plank) resulta ser un ejercicio completo que tonifica no sólo la zona abdominal sinó también otras partes del cuerpo,  suele ser apto para casi cualquier persona y presenta múltiples beneficios.

Claves para realizar de forma correcta el ejercicio de la plancha

+ Colocar los codos y pies como si se empujara el suelo. Se deben apoyar los antebrazos y las puntas de los pies de forma que sujeten el peso corporal, creando una fuerza hacia el suelo que coloca el cuerpo en tensión, tonificando en gran medida el tren superior y el tronco.

+ Colocar el cuerpo en línea recta. Todo el cuerpo debe situarse en posición horizontal, alineando hombros, caderas, rodillas y pies en una misma línea. Un error común es arquear la espalda, con la consiguiente sobrecarga.

+ Mantener tensión en glúteos. Además de para tonificar y reafirmar esta parte, la tensión en el trasero sirve para proteger la zona lumbar de posibles dolores y molestias.

+ Respirar adecuadamente. Al ser un ejercicio que debe mantenerse un cierto tiempo, es común aguantar la respiración realizando apneas innecesarias. Se debe respirar con normalidad, de forma lenta y profunda, inspirando en poco tiempo y soltando el aire paulatinamente.