Cómo prevenir la candidiasis vaginal en el embarazo

Consejos de especialista para evitar la infección por hongos

Miriam Al Adib Mendiri
Miriam Al Adib Mendiri Ginecóloga y obstetra

Son muchas las mujeres que durante el embarazo experimentan cambios en su vagina, de entre ellos la aparición de candidiasis. La infección por hongos es mucho más común de lo que parece, y durante la etapa gestante es posible que moleste un poquito más que de manera habitual. 

¿Cómo prevenir la candidiasis vaginal en el embarazo? ¿Qué debes tener en cuenta para proteger la zona correctamente? Miriam Al Adib, escritora de 'Hablemos de Vaginas', nos da algunos consejos que debemos tener en cuenta para proteger la vagina de posibles infecciones en el embarazo. ¡Vamos a verlo! 

Candidiasis: los síntomas más comunes 

Antes de conocer cómo prevenir una candidiasis vaginal es importante que sepas exactamente lo que es, de esta manera podrás identificarla fácilmente. Se trata de una infección por hongos de la familia Cándida pero, ¿por qué aparecen estos hongos? Debes saber que en la vagina se encuentran muchos microorganismos y bacterias que se encargan de mantener el correcto equilibrio inmunológico local, pero cuando bajan estos microorganismos por las razones que sean, se produce un sobrecrecimiento de los hongos dando lugar a la candidiasis vulvovaginal. 

Para reconocer la candidiasis es necesario que estés muy atenta a los síntomas que tienes, pues deberás diferenciarla de la cistitis para utilizar un tratamiento seguro. Eso sí, antes de automedicarte, se recomienda acudir al ginecólogo o a tu médico de cabecera para que sea él/ella quien mejor te pueda asesorar. Entre los síntomas más comunes se encuentran: 

- Escozor, ardor y/o picor de forma permanente, no necesitas orinar para notar esos síntomas.

- Puede alterarse el flujo dando lugar a un flujo característico con grumos que parece leche cortada

- Puede escocer al orinar porque al pasar por la zona inflamada puede rozarla y aumentar su ardor. 

- A diferencia de la cistitis no hay ganas continuas de orinar y el dolor es diferente. 

Es importante distinguir la candidiasis de la cistitis porque no se tratan igual. La cistitis se trata con antibióticos y la candidiasis con antifúngicos. "Si en el caso de la candidiasis tratáramos con antibióticos, mataríamos más bacterias de la flora vaginal y aumentaría todavía más el sobrecrecimiento de hongos empeorando así el cuadro", nos cuenta Miriam. 

La mejor manera de prevenir una candidiasis durante el embarazo

¿Se puede prevenir la infección por hongos? ¡Por supuesto que sí! No solo en el embarazo, durante toda tu vida deberías seguir una serie de consejos claros para evitar que aparezca la candidiasis y cuidar así la salud de tu vagina. Entre los consejos que debes tener en cuenta, la ginecóloga nos da los siguientes: 

+ Evitar la baja transpiración

La zona de la vagina debe transpirar, por eso es mejor que evites el abuso de salvaslips o de prendas demasiado ajustadas. También es necesario que utilices braguitas o ropa íntima de algodón, evitando el contacto de tejidos sintéticos para mejorar esa transpiración. 

+ No al exceso de lavados

Está bien que mantengas la zona de la vagina limpia, pero no te pases de lavados. Es decir, es mejor que no utilices toallitas húmedas o jabones no adecuados, usa siempre aquellos que respeten el pH de tu zona íntima. Así lograrás que la zona no esté demasiado húmeda y no aparezcan de esta manera los hongos. Además, es importante recordar que siempre "hay que limpiar desde adelante hacia atrás y no al revés para evitar traer los gérmenes de las heces hacia adelante", como bien nos cuenta Miriam en su libro. 

+ Cuida tu alimentación

Es muy importante para tu salud en general cuidar tu alimentación correctamente, mantener un estilo de vida equilibrado y llevar una dieta saludable. De esta manera, evita el abuso de alimentos ricos en azúcares refinados si no quieres que la candidiasis vuelva una y otra vez. 

+ Precaución con los medicamentos

Es lógico que si estás embarazada no vas a tomar anticonceptivos, medicamento al que debes prestar especial atención si te lo tomas cuando no estás embarazada porque podría favorecer la candidiasis. También debes tener cuidado con los antibióticos, como hemos visto unas líneas más arriba. 

¡Listo! Siguiendo estos sencillos consejos lograrás prevenir la candidiasis en el embarazo y cuidar correctamente tu salud. Fácil, ¿verdad?

Puedes leer más artículos similares a Cómo prevenir la candidiasis vaginal en el embarazo, en la categoría de Ginecología en Diario Femenino.