Las mejores técnicas para sacar el agua de los oídos

El agua oxigenada o el vinagre te pueden ayudar

Olivia Blanc
Olivia Blanc Periodista

A quién no le ha pasado que tras una jornada de risas en la piscina o en la playa o después de un placentero y relajante baño nota que tiene agua en los oídos. Algo que, a priori, puede parecer una cosa sin importancia, pero que si no se ponen los remedios adecuados puede dar lugar a infecciones en los oídos, e incluso en algunos casos graves, a pérdida de audición. 

Intentar sacarse el agua de los oídos puede ser misión imposible, pero con los trucos y consejos para que te vamos a dar se convertirá en algo realmente sencillo. 

Trucos para sacar el agua de los oídos  

+ La primera reacción que tenemos cuando sentimos agua en el oído es mover la cabeza de un lado a otro e intentar que, por la gravedad, el agua salga del oído. Pero mejor que estar mareándote, coloca tu mano sobre el oído y presiona un poco (cuidado con no hacerlo fuertemente) para crear un efecto de vacío que permita al agua deslizarse por el conducto auditivo. 

+ Algo muy sencillo y que te ayudartá a relajarte y, sobre todo, a sacar el agua del oído es tumbarse sobre el oído en el que sientes ese zumbido o molestia debido a la entrada de agua en el conducto auditivo externo. 

 sacar agua de los oídos

+ Para cuando el agua haya penetrado bien en el oído, hay un truco infalible: ladea la cabeza y, desde esta posición, realiza pequeños saltos. Con la presión ejercida por el salto, conseguirás que el agua salga. 

+ También puedes hacer algo tan sencillo como comer chicle, masticar o, incluso, bostezar. Con estos gestos se creará una presión en el interior del oído que te ayudará a sacar del oído ese agua molesta. 

+ ¿Tienes un secador de pelo a mano? Enchúfalo a baja temperatura y colócalo a una distancia prudencial del oído para evitar posibles quemaduras. Conseguirás que el agua se seque y se evapore o que, debido a la presión del aire, salga. 

Remedios caseros para sacar el agua de los oídos 

+ Compra alcohol de farmacia o hazte con alcohol boricado. Échate unas gotitas sobre el oído afectado, déjalo reposar durante cinco minutos, gira la cabeza y notarás que el líquido cae. 

+ Igual que es un remedio eficaz para eliminar los tapones de cera del oído, una mezcla de vinagre y alcohol te puede ayudar a sacar el agua de los oídos. Pon en un vaso un poco de ambos productos y con un cuentagotas o con un algodón introduce dentro del oído unas gotitas. Déjalo que actúe durante 5 minutos y voltea la cabeza para que salga todo el agua. 

+ Con el agua oxigenada ocurre lo mismo que con el vinagre y el agua. Sirve tanto para sacar el agua de los oídos como para quitar tapones de cera del mismo y su administración es idéntica: unas pocas gotitas sobre el oído. 

Trucos para una correcta salud de nuestros oídos 

Y para evitar problemas futuros en los oídos por agua o tapones de cera en los mismos, aquí van unos consejos: 

+ Nunca utilices bastoncillos para limpiarlos. En contra de lo que se piensa, su efecto es el opuesto: no saca la suciedad, la empuja hasta lo más profundo. 

+ Después de cada baño, limpia bien tus oídos (toda la parte externa) e inclina la cabeza hacia un lado y hacia otro para sacar de forma rápida el agua que se haya podido quedar dentro. 

+ Si notas que tienes agua en el oído, no uses auriculares o tapones para dormir. Las consecuencias pueden ser fatales. 

+ Consulta a tu médico si alguno de los consejos o remedios caseros no te han funcionado y si el zumbubido o dolor persiste en el tiempo.