Sangrado menstrual abundante: causas y soluciones a la menorragia

Beatriz Iznaola

Menorragia

El sangrado menstrual abundante es conocido como menorragia. Es muy difícil de detectar, pues cada mujer tiene un concepto diferente del sangrado abundante. Si notamos que tenemos que cambiar en numerosas ocasiones, durante el día, nuestro támpax o compresa hemos de acudir al médico para consultar con él la situación en la que nos encontramos. La menstruación tiene que dejar de ser un tema tabú, es algo natural por lo que nos tenemos que preocupar e informar. 

Sangrado menstrual abundante

La menorragia es el sangrado excesivo durante nuestro ciclo menstrual. Un ciclo normal suele durar entre 4 o 5 días, si se alarga hasta más de 7, tenemos que acudir a nuestro médico. Sangrar mucho es peligroso, pues podemos llegar a sufrir consecuencias derivadas del abundante sangrado, como por ejemplo tener anemia. La anemia nos provoca cansancio y síntomas de debilidad, ya que es falta de sangra en nuestro organismo. 

Como ya se ha mencionado, sangrar mucho es tener que cambiar nuestro támpax o compresa cada menos de 2 horas o bien tener que levantarnos por la noche para repetir la misma operación. Además a esto se suele unir un dolor constante en la zona inferior del vientre, la zona que corresponde a los ovarios. También podemos notarlo en los coágulos expulsados. Si los coágulos son del tamaño de una moneda, más o menos, tenemos que preocuparnos y acudir a nuestro médico. 

Lo más importante es que no lo dejes pasar, debemos dirigirnos al hospital para que el médico diagnostique qué es lo que nos sucede. La menorragia puede estar provocada por problemas del útero o de la matriz y también por problemas hormonales, entre muchos otros, por esto lo mejor es que el especialista haga su trabajo y nos indique con seguridad qué debemos hacer.