Mi corrector de ojeras me acentúa las arrugas: cómo evitarlo

Trucos de maquillaje para conseguir un acabado impecable

Beatriz Martínez

El maquillaje ideal para tapar ojeras

Si eres fan del maquillaje bien hecho y sobre todo del make up natural, seguro que te has preguntado en más de una ocasión cómo puedes sacarles el máximo partido a tu corrector de ojeras. Es más, seguro que alguna vez te has dado cuenta de que tu corrector de ojeras te acentúa las arrugas pero, ¿cómo evitarlo? ¡Has llegado al lugar indicado! Quédate con nosotras y saldrás de dudas de una vez por todas. 

Cómo usar el corrector de ojeras para que no acentúe las arrugas

Te pones el corrector para tapar en la medida de lo posible las ojeras pero por otro lado, una vez lo has aplicado, descubres que las arrugas o patas de gallo se te marcan más que antes de ponerte el corrector. ¿Cómo es posible? Tranquila, para sacar partido a tu corrector y lograr que las arrugas pasen desapercibidas solo has de tener en cuenta dos premisas: el tipo de corrector de ojeras y cómo usarlo de forma correcta.

+ ¿Qué tipo de corrector de ojeras he de usar?

Si tus ojeras son oscuras, como lo suelen ser las de casi todas, lo que debes hacer es escoger un corrector naranja o que tire a un tono anaranjado. El color blanco ilumina la ojera, el naranja la tapa y la neutraliza. Seguro que ahora ves esto mucho más claro. Si tienes las suerte de tener las ojeras claras, esas que casi no se ven, podrás usar un tono más claro que el naranja, pero siempre un poco más oscuro que el de tu piel.

+ ¿Cómo se usa el corrector de ojeras?

No te pongas nunca el corrector en la ojera entera, solo has de aplicarlo en la mitad que queda pegada a la nariz. De esta forma el corrector no toca para nada las arrugas y, por lo tanto, no quedan resaltadas. ¡Y ya está! Así de sencillo es usar bien el corrector de ojeras sin que se acentúen las arrugas ni las patas de gallo. 

Qué hacer para que el corrector de ojeras no marque las arrugas

Pasos para un make up perfecto en cualquier ocasión

1 Base de maquillaje y crema hidratante

El primer paso que debes dar a la hora de apostar por un make up natural y con un acabado perfecto es extender una capa justa de maquillaje mezclándolo con un poquito de crema hidratante de uso diario. ¿Por qué hacerlo así? La razón está en que, al hacer la mezcla, el acabado es más natural, más jugoso y durará intacto durante todo el día. 

2 Aplicar el corrector de ojeras

El segundo paso que debes dar es maquillar tus ojos acorde al look que lleves. Todo dependerá si utilizas un outfit para el día, o por el contrario uno para la noche. Después, llegará la hora de aplicar el corrector de ojeras anaranjado solo en la mitad de la ojera. Para hacerlo bien, da pequeños toques con tus dedos y nunca arrastres porque te llevarás todo el make up en tus dedos. 

3 Ponte un buen iluminador

Una vez estén hechos todos estos pasos es el momento de aplicar el iluminador. Será mejor que escojas uno mate en color claro para ponerte en las ojeras y nunca en las bolsas. Además, debes aplicarlo en el rictus, en la línea del labio superior y en la de la frente que va pegada justo a la ceja. Con el iluminador se logrará borrar todas las arrugas e imperfecciones, pero se tiene que usar bien para evitar el efecto contrario. 

4 El rubor más apropiado

Para finalizar el make up ponte unos polvos de sol o rubor en el pómulo, y una pizca en la nariz y en la frente. El rubor queda mucho más bonito si lo pones justo en el pómulo en forma de cruz... ¡Cuando lo pruebes ya no lo usarás de ninguna otra forma! 

 

¿Todavía te queda alguna duda sobre cómo aplicar el corrector de ojeras de la mejor manera posible? ¡No te preocupes! El maquillador David Francés nos dio los trucos necesarios en nuestro II Encuentro #EntreNosotras. Entre ellos está el que te acabamos de contar para que tus arrugas no se acentúen. ¡Aprenderás tanto que serás toda una experta!