7 desayunos con crema de cacahuete: deliciosas recetas para empezar el día

Fibra, energía y proteína en estado puro con la crema de cacahuete

Laura García
Laura García Periodista

A los que nos gusta cocinar y disfrutar de las pequeñas cosas, constantemente estamos en la búsqueda de nuevas recetas, platos y desayunos que nos aporten alegría al día, a la vez que nos ayuden a cuidarnos. Cuanto más leemos, más información tenemos y más podemos elegir, es por esto que en la batalla de los desayunos ricos en propiedades ha ganado terreno la avena o la crema de cacahuete, por ejemplo.

Al contrario que los pistachos o los piñones, los cacahuetes son una alternativa barata para consumir frutos secos, son ricos en proteínas y aunque suelen tener un gran aporte calórico (es decir, no debemos consumir mucho si estamos vigilando nuestras calorías) son una gran alternativa para los desayunos en los que necesitamos energía y motivación. Sin duda, una fuente de energía inigualable y una gran opción para hacer deliciosas recetas para empezar el día con el mejor pie. Consumirlos en la cantidad adecuada a primera hora será perfecto para arrancar el día. Además, disminuyen el riesgo de enfermedades cardiovasculares por sus grasas monoinsaturadas, son un poderoso antioxidante y poseen muchísima fibra.

A la hora de consumir la mantequilla o crema de cacahuete debes tener algo en cuenta: la receta con la que está hecha. En numerosas ocasiones nos encontramos envases en el supermercado que tienen muy buena pinta pero al observar su contenido nutricional nos damos cuenta de que están llenos de azúcar y nos aportan un extra que no nos interesa. Por eso, nuestro consejo es que la hagas tú misma. Es muy sencilla, nada engorrosa y es la mejor forma de asegurarte que los ingredientes que lleva son 100% fiables: ¡los que tú has echado! ¿Te animas? Además de la receta casera, te traemos 7 desayunos con crema de cacahuete de lo más espectaculares. ¡No pierdas detalle! 

Receta para hacer crema de cacahuete casera

+ Coge un buen puñado de cacahuetes naturales o tostados (sin sal) y tritúralos con una picadora o batidora durante dos minutos. En este primer paso debes tener paciencia, puesto que necesitará tiempo para que queden triturados completamente (en textura crema) y no solo troceados. Aproximadamente al minuto de estar triturando empezaremos a ver la pasta, aunque al principio será muy densa. Date unos segundos más para obtener la textura perfecta.

+ En algunas recetas puedes encontrarte que te animan a echar unas gotas de aceite de oliva virgen extra pero nuestra recomendación es que no lo hagas. Los cacahuetes tienen ya un aceite que te va a dar la textura crema y añadirle más es agregar un exceso de grasa que realmente no te hace falta. También las compradas en supermercados suelen traer azúcares y sal añadidos pero tampoco te recomendamos que lo agregues en un primer momento. Solo si a tu receta, cuando vayas a consumirla, le hace falta.

+ Una vez hecha la crema, la guardamos en un bote y la metemos en la nevera. Así nos durará semanas, pero debes tener en cuenta que al ser casera y sin aditivos parte del aceite natural de los cacahuetes subirá a la superficie con los días y necesitarás volver a mezclarlo todo cuando vayas a consumirla. ¡Fácil, sencilla y muy natural! Ya tenemos nuestra crema, ¿te animas a preparar unos desayunos para disfrutar de ella?

Recetas de desayunos con crema de cacahuete

1 Tostada de cereales con aguacate y crema de cacahuete

Ingredientes

+ Dos rodajas de pan de cereales.

+ Medio aguacate.

+ Medio plátano.

+ Crema de cacahuete al gusto.

Paso a paso

El primer paso es tostar el pan en una tostadora o sartén de forma que nos quede crujiente. Mientras tanto cortamos el aguacate en rodajas. Cuando esté lista la tostada, echamos la crema de cacahuete (al gusto) por encima y dejamos que se deshaga un poco con el calor. Posteriormente colocamos el aguacate y, si te apetece, puedes añadirle unas semillas de sésamo o chía para terminar.

2 Tortitas de avena con crema de cacahuete

Ingredientes

+ 3 cucharadas de harina de avena.

+ 4 claras de huevo.

+ Medio plátano.

+ Crema de cacahuete.

Paso a paso

Echamos la harina de avena y las claras de huevo en el vaso de la batidora y batimos todo bien. Cuando tengamos la mezcla tenemos dos opciones: la primera añadir la crema de cacahuete a la mezcla, antes de hacer las tortitas, y la segunda, agregarla después.

Si decidimos hacerlo antes, deberemos mezclar bien y hacer las tortitas en una sartén antiadherente a fuego medio. Cuando las tengamos solo quedaría ponerle el plátano en rodajas por encima. Si preferimos añadirla después, deberemos hacer las tortitas y posteriormente añadir el plátano y la crema de cacahuete en forma de hilos. ¡Buenísimo!

3 Tostada de manzana y canela con crema de cacahuetes

Ingredientes

+ Rebanada de pan de molde.

+ Media manzana.

+ Una cucharadita de canela.

+ Crema de cacahuete al gusto.

Paso a paso

Tostamos al gusto la rebanada del pan de molde y cuando esté templada le añadimos la crema de cacahuete con ayuda de un cuchillo o una cuchara. Después, cortamos la manzana en rodajas finas y las colocamos por encima. Podemos dejarla fresca o meterla al microondas unos segundos para que se haga un poco. Posteriormente añadimos la canela al gusto y ¡a disfrutar!

4 En forma de batido

REceta de batido con crema de cacahuete

Ingredientes

+ Dos cucharadas de crema de cacahuete.

+ Un plátano maduro.

+ Leche (del tipo que más te guste).

+ Semillas (opcional).

Paso a paso

Pela el plátano y córtalo en trozos para, después, echarlo a la batidora junto a la leche y la crema de cacahuetes. Ten en cuenta que cuanto más maduro esté el plátano, más dulzura aportará a nuestro batido y no hará falta añadirle azúcar. Tritúralo todo y vete probando para saber cuál es el punto que más te gusta (a veces necesita un poco más de crema de cacahuete o de leche…). Por último, si te apetece, puedes añadirle semillas de chía o sésamo.

5 Tostada integral con queso, membrilllo y crema de cacahuete

Ingredientes

+ Pan integral.

+ Crema de cacahuete.

+ Membrillo.

+ Queso (aquí puedes elegir el que más te guste, aunque queda muy rico un queso curado de oveja)

Paso a paso

Empezamos tostando el pan y untando la crema de cacahuete como base. Después, cortamos el membrillo de forma fina (para que no nos quite el sabor de los demás ingredientes) y añadimos las cuñas de queso por encima. ¡Ojo! El queso debe estar sudado, para aportarle el sabor y textura adecuado a la tostada. Bon appetit!

6 Queso fresco con crema de cacahuetes y frutas

Ingredientes

+ Las frutas que más te gusten o las que te vengan bien para antes de entrenar, por ejemplo: fresas, plátano, manzana…

+ Queso fresco batido.

+ Crema de cacahuete.

Paso a paso

Esta receta es tan simple como riquísima. Lo único que necesitas es mezclar 2 cucharadas de crema de cacahuete con 2 de queso batido. Si quieres hacer más cantidad, solo tendrás que ir aumentando el número de cucharadas. El resultado final será el que utilices para untar tus trozos de frutas. ¡Riquísimo!

7 Tostada con crema de cacahuete, mermelada de tomate y orégano

Ingredientes

+ Rebanada del pan que más te guste para desayunar.

+ Crema de cacahuete.

+ Tomate triturado o mermelada de tomate (si te apetece darle un toque dulce).

+ Orégano o semillas de chía o sésamo

Paso a paso

Tostamos el pan y cuando lo tengamos listo untamos un poco de crema de cacahuete en la base. Posteriormente añadimos la salsa o mermelada de tomate y, por encima, las semillas o las especias que más nos gusten. Mmmm, ¡a disfrutar!

¡Riquísimas! ¿Conoces alguna receta más de desayunos con crema de cacahuete? Seguro que están para chuparse los dedos. 

Puedes leer más artículos similares a 7 desayunos con crema de cacahuete: deliciosas recetas para empezar el día, en la categoría de Casera en Diario Femenino.