Consejos para madrugar y afrontar el día con optimismo

Consejos para madrugar y afrontar el día con optimismo

A veces no es fácil, pero está demostrado que madrugar te ayuda a empezar el día con optimismo. Descubre estos sencillos consejos para dejar atrás la pereza y aprovechar la jornada con energía.

Madrugar para ser más feliz

Las personas que madrugan son más felices, inician la jornada con optimismo, aprovechan mucho más el tiempo, son más activas, tienen ilusiones... pero lograr que el cuerpo se habitúe a madrugar sin que le cueste, requiere tiempo y una serie de pautas. ¿Cómo adoptar el hábito de madrugar sin pereza tanto en invierno como en verano?
 
1. En primer lugar, es indispensable tener unos hábitos regulares de ocio, comidas y descanso para que el cuerpo y la mente se acostumbren a una rutina. Si el lunes te levantas a las 8 y el martes a las 11 es muy difícil adquirir una disciplina. Por ello, incluso aquellas personas que están en desempleo deben cumplir con una agenda estricta.
 
2. Por otra parte, para madrugar también es positivo que dejes unas rendijas de la persiana levantadas para que pueda pasar la luz natural al amanecer. De esta forma, poco a poco, también te despiertas y te adaptas a la idea del comienzo del día. Otros consejos para levantarte sin pereza es colocar el despertador fuera de la habitación, de esta forma, tendrás que levantarte para apagarlo de una forma obligada.

3. Coloca el despertador un cuarto de hora antes de lo necesario. Así podrás empezar el día con calma y sin prisas para disfrutar de un buen desayuno y una ducha. Llegar a la oficina con estrés no es un buen plan para comenzar a trabajar con pensamiento positivo.

4. El fin de semana puedes darte el placer de levantarte más tarde y descansar durante más tiempo.
   
5. En caso de que trabajes por la tarde, puedes buscar otras obligaciones por la mañana para tener el compromiso de levantarte. Por ejemplo, puedes apuntarte a un curso de inglés teniendo en cuenta que hoy día se valoran mucho los idiomas. También puedes quedar con una amiga para desayunar en una cafetería.

6. Una forma excelente de empezar el día es dar un paseo, por tanto, ponte ropa cómoda y disfruta del encanto que tiene la ciudad vista desde otra perspectiva.
 
7. A primera hora de la mañana, cuando suene el despertador, piensa, simplemente, en todas las cosas buenas que tienes por hacer en esa jornada. Piensa sólo en esos planes que te motivan.
 
8. Evita quedarte por la noche viendo la televisión hasta tarde. Si emiten una película que te gusta mucho a partir de las 11, grábala para poder verla en otro momento con más calma. Tampoco trabajes con el ordenador por la noche, el exceso de actividad dificulta el descanso adecuado. No te quedes leyendo un libro hasta altas horas de la madrugada o escuchando la radio.
 
9. Realiza un ejercicio de relajación antes de acostarte. Te resultará más sencillo conciliar el sueño.

10. Evita tomar una cena abundante y espera, al menos, dos horas hasta hacer la digestión para ir a dormir.

Cuanto antes te acostumbres a madrugar, más fácil te resultará empezar el día con la ilusión que surge de la motivación de vivir el presente al cien por cien. No es una buena idea posponer los compromisos para el día siguiente sino llevar todas las gestiones al día.

Maite Nicuesa  •  domingo, 26 de febrero de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x