Anglofobia: rechazo o miedo a Inglaterra y a los ingleses

Cuando el mundo anglosajón te produce odio

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Características de la anglofobia

Miedo irracional y desmedido es lo que define a una fobia, pero hay algunos casos en los que el concepto de fobia se confunde con el de odio o rechazo. Es el caso de la anglofobia, ese miedo a Inglaterra, a los ingleses, a su cultura o a su lengua que proviene de prejuicios y no de un trastorno fóbico. Te lo contamos en nuestro diccionario de fobias.

Qué es la anglofobia

La anglofobia es el odio o rechazo al inglés. Al inglés como lengua y al inglés como nativo de Inglaterra, a sus costumbres, a sus formas y a todo lo relacionado con él. En el caso de la anglofobia, Inglaterra se convierte en el foco de un rechazo tan irracional y desmedido que llega a asemejarse a una fobia.

Pero no es una fobia en toda regla. Ocurre como con la aporofobia o el rechazo a los pobres, que se trata de una actitud de marginación que entra en el ámbito de la sociología y de la antropología más que en el de los trastornos médicos y psicológicos. Aunque no sea un problema médico, también es necesario "curarse" porque tiene consecuencias muy negativas.

Cuando sufres anglofobia sientes un rechazo extremo a todo lo que venga de Inglaterra. Desde la costumbre de tomar el té hasta el propio idioma, ese que se ha convertido casi en el idioma universal. Los anglicismos que incorporamos cada vez con más frecuencia a nuestro vocabulario, especialmente en el ámbito del trabajo y de las nuevas tecnologías, también promueven ciertas reservas hacia todo lo inglés.

¿Qué es la anglofobia?

Causas de la anglofobia

Puede ser por esa percepción que tenemos de imposición del idioma. Hoy en día el inglés es el medio de comunicación más útil en todo el mundo y se nos exige cierto nivel en esa lengua para acceder a cualquier trabajo, cualificado o no. Que se vea como una imposición y como una invasión en el caso de los anglicismos que vamos incorporando no hace sino fomentar la aversión a todo lo que proviene de Inglaterra.

Pero hay más causas. En algunos países que han tenido una estrecha relación con Inglaterra los odios aumentan. Hay que recordar que Inglaterra poseyó en tiempos medio mundo y todo proceso colonizador implica injusticias y explotación. Que la historia y la Historia sean ciertas, no parece suficiente para que hoy se siga castigando con el rechazo a los descendientes de aquellos colonos.

Consecuencias de la anglofobia

La anglofobia tiene sus consecuencias en forma de discriminación y violencia. Atacar negocios con emblemas ingleses o mostrar abiertamente el rechazo a los turistas que llegan a algunas localidades costeras en nuestro país, por ejemplo, son algunos de los ejemplos de esta anglofobia que en el caso de España se mezcla con ciertas dosis de turismofobia.

Y la discriminación nunca trae nada bueno socialmente. Separar entre buenos y malos, entre los que son aptos y los que no, entre los que tienen derechos y los que no, es el germen de la violencia. Generalizar y meter en el mismo saco a todos los ciudadanos de un país por lo que hicieron sus antepasado o por lo que hace en la actualidad un grupo reducido de ellos es lo que le da a este problema su dosis de fobia, de irracionalidad y de exageración.

No hay cura para la anglofobia, como no sea la apertura de mente, leer, viajar y entender el mundo de una forma más abierta, tan abierta que lo único que no tenga cabida sean los prejuicios, los estereotipos y el rechazo al otro.

¿Tienes dudas sobre algún miedo? No te olvides visitar nuestra categoría de fobias para entender todos los temores que existen en el mundo.