Saca a relucir tu instinto protector al soñar con gatos recién nacidos

¿Qué quieren transmitirte los cachorros de gatos en tus sueños?

Laura Sánchez

El significado de soñar con gatos recién nacidos

¿Te gustan los gatos? Tanto si adoras a estos animales como si prefieres los perros, la interpretación de soñar con felinos recién nacidos no cambia y ya te avisamos: se trata de un mensaje muy importante. Y para comprenderlo, nada mejor que cerrar los ojos y pensar qué te inspiran esos pequeños gatitos que acaban de venir al mundo. Entra en nuestro diccionario de sueños y descubre qué significa soñar con gatos recién nacidos.

Por qué sueñas con gatos recién nacidos

Fíjate especialmente en las emociones que te transmite el sueño con gatos recién nacidos. Lo primero que se despierte en ti seguramente sea el instinto de protección, la necesidad de proteger, cuidar y dar cariño a esos cachorros indefensos. Y ahí estás tú para que no les falte de nada. Pero hay más.

+ Porque con esto tal vez te hayas dado cuenta de una cosa. Eres más protectora de lo que creías. ¿Te sorprende? Pues el significado del sueño así lo confirma. Te gusta cuidar a los demás y eres generosa con tu cariño. No temes expresar lo que sientes y sabes de la importancia del apoyo, de la necesidad de un abrazo y del poder de una sonrisa. Y si no lo sabías, ahora puedes reconocerlo gracias a tu sueño.

+ Soñar con animales es un sueño que llega directamente de tu interior. No descartes que sea una forma de darte cuenta de que estás en el mejor momento para ser madre. O tal vez para dar forma a ese proyecto que llevabas acunando desde hace un tiempo. ¿Y si sientes una punzada de culpabilidad al despertar? Puede que no estés cuidando de los tuyos como necesitan.

+ Encontramos otra interpretación diferente en este sueño de gatos recién nacidos y es el comienzo de una nueva etapa. Ya sabes que los gatos simbolizan la independencia y puede ser un signo para que cierres ciclos, pases las páginas que haga falta y comiences una nueva vida más feliz y más independiente. En este caso, los gatitos recién nacidos son tu propio reflejo. ¡Bienvenida a una nueva vida!