Soñar con una cotorra: ¿tienes algo que decir?

El significado de los pájaros en tus sueños

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

¿Alguna vez has soñado con una cotorra? Este es su significado

Aunque no sepas mucho de pájaros, tus sueños te pueden sorprender con un tipo específico de estos animales. Tal vez no lo reconozcas en tu vida real, pero en sueños los distingues perfectamente. Es el caso de soñar con un cotorra, ¿alguna vez has visto una? Puede que no, pero seguro que sabes que destacan por no parar de hablar, así que su interpretación tiene que ver con tener algo que decir. Descubre en nuestro diccionario de sueños qué significa soñar con una cotorra.

Por qué sueñas con una cotorra

Las cotorras son aves que se caracterizan por su capacidad para hablar. Sí, un pájaro que habla. No es el primero, ¿verdad? El asunto se mezcla con el imaginario popular hasta el punto de llamar cotorra a una persona que habla mucho. Así que te imaginarás que el significado de este sueño está relacionado con la comunicación, con cómo te mueves en sociedad y con todo aquello que dices y que no dices. 

+ ¿Tienes algo que decir? Porque a veces nos quedamos calladas porque no nos atrevemos a hablar, a expresar nuestra opinión. Puede que por baja autoestima o porque nos sentimos inferiores, como si nuestras opiniones no contaran. Y, ¿qué ocurre con la comunicación en pareja? Que a veces no funciona y todo lo que te callas se te enquista en el corazón.

+ Hay que hablar, te dice este sueño. Habla como las cotorras, habla aunque a alguien le moleste. Y si estás enfadada, también puedes chillar como los pájaros. Estás en tu derecho, no te lo quedes dentro. Este sueño no solo habla de emociones negativas, porque la cotorra es un ave muy sociable y cariñoso. Es hora de reflexionar cómo te relacionas con tu entorno.

+ Pero estamos hablando de hablar, de soñar con cotorras y hemos perdido de vista que, al fin y al cabo, se trata de un pájaro. ¿Y cómo se interpretan los sueños con pájaros? En clave de libertad, ya que pueden volar. Así que despierta y si quieres sentirte libre y auténtica de verdad, comienza a hablar y di todo lo que tengas que decir.