Alodoxafobia: cuando tienes miedo a emitir opiniones

¿Te da pánico dar tu opinión en público?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Hay muchas fobias relacionadas con las interacciones sociales y generalmente están relacionadas con problemas de autoestima o inseguridad. Es el caso de la alodoxafobia, un trastorno que te impide dar tu opinión, en público o en privado, porque temes ser juzgada por tus palabras. Te contamos todo sobre la alodoxafobia o el miedo a emitir opiniones en nuestro diccionario de fobias.

Qué es la alodoxafobia

La alodoxafobia es el miedo a emitir opiniones, aunque este miedo se amplía a veces intentando evitar también escuchar cualquier opinión ajena. Pero el problema más importante es precisamente el personal, el que te impide hablar o dar tu opinión porque temes que los demás juzguen tus palabras. Y porque temes las consecuencias de dar tu opinión.

En este caso el miedo surge porque consideras el acto de dar opiniones algo peligroso para ti, ya sea para tu prestigio o puede que incluso temas poner en riesgo tu propia vida. Como sea, se trata de un miedo desmedido e irracional que puede provocarte muchos problemas en tu día a día, en tus relaciones sociales, familiares, sentimentales y laborales.

Síntomas de la alodoxafobia

Esta fobia a dar tu opinión se relaciona a veces con la glosofobia o el miedo a hablar en público, un problema muy habitual que tiene diferentes grados. Pero la alodoxafobia se acerca más a la lalofobia o el miedo a dialogar por temor a que nadie tenga en cuenta tu opinión. Y, ¿cómo sabes si sufres alodoxafobia?

Sabes que tienes esta fobia por tus silencios, por esas palabras que se te quedan dentro cuando deberían salir. Porque tienes derecho a dar tu opinión como todos en este mundo pero tu miedo te lo impide. Y no solo es el miedo. Cuando se acerca el momento de decir algo empiezas a tartamudear.

Es solo el comienzo de una serie de reacciones que incluyen todos los síntomas de ansiedad como mareos, taquicardia, dificultad para respirar, sensación de irrealidad o ese ataque de pánico que te asalta en el momento más inoportuno. Algo que no hace más que corroborar tu decisión de evitar dar tu opinión.

Características del miedo a expresar una opinión

Causas de la alodoxafobia

Uno de los aspectos más preocupantes de la alodoxafobia es su causa. Al margen del origen habitual de cualquier fobia, que es la experiencia traumática, en el caso del miedo a emitir opiniones encontramos una baja autoestima y una inseguridad que hay que tratar cuanto antes. Porque cuando tus problemas de autoestima empiezan a impedirte desarrollar tu vida con normalidad, no puedes dejarlo para más tarde.

Puede que venga desde la infancia, puede que los adultos te hicieran callar de malas formas cuando eras una niña, puede que en algún momento dijeras algo inconveniente y eso te provocó una enorme carga emocional... O puede que en esta sociedad que intenta silenciar a las mujeres no te creas con el suficiente derecho a hablar.

Aunque hay que advertir que la alodoxafobia la pueden sufrir tanto mujeres como hombres, que la inseguridad no es una cuestión de género. Por lo tanto, con tu incapacidad para emitir una opinión y con el aval de una baja autoestima, una escasa valoración de ti misma y grandes inseguridades, es hora de buscar el tratamiento adecuado.

Tratamiento de la alodoxafobia

El miedo a emitir opiniones no es algo que puedas resolver por ti misma. Es cierto que mejorando la autoestima, ganando confianza en ti, creyendo en ti y venciendo tus inseguridades, lograrás ver el acto de hablar con alguien desde otra perspectiva y podrás actuar con mayor naturalidad. Pero cuando hablamos de superar una fobia, hablamos también de un tratamiento psicológico.

Si la terapia cognitivo conductual es la más eficaz a la hora de tratar cualquier fobia, en el caso de la alodoxafobia debe ir acompañada de técnicas de exposición gradual. Es decir, practicar en grupos reducidos, en grupos afines, en grupos en los que te sientas segura y probar a dar tu opinión. Pero como siempre advertimos, déjate guiar por un profesional.

¿Tienes algún miedo irracional? Descubre todos los temores que existen en nuestra categoría de fobias.