Soñar que eres Dios: sus diferentes e interesantes significados

¿Eres omnipotente?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

El significado de soñar que eres Dios

Si algunas noches sueñas con cosas cotidianas que te pueden dejar incluso indiferente, otras noches puedes tener experiencias oníricas que transforman todo tu mundo o, al menos, tu visión del mundo. Es el caso de soñar que eres Dios, un sueño que tiene varios significados y no todos ellos son positivos. ¿Quieres conocer el mensaje? Te lo contamos todo en nuestro diccionario de sueños.

¿Te has transformado en Dios en tus sueños? Significado:

Dios es omnipotente. Es muchas otras cosas más, por supuesto, pero en este sueño se resalta esa característica de que todo lo puede. En base a esto, el significado de soñar que eres Dios puede estar alertándote de una falsa seguridad en ti misma, de una autoestima inflada que te lleva a pensar que estás por encima de los demás o de un complejo de superioridad que puede causarte muchos problemas.

+ Sin embargo, el sueño también puede ocurrir por un exceso de responsabilidades y obligaciones que te llevan a tener que estar pendiente de todo y de todos, en varios sitios a la vez y con una vida multitarea que acabará desembocando en el destronamiento de ese carácter divino que tienes. No, no es verdad que puedas con todo, aunque seas Dios.

+ Conviene pararse a reflexionar sobre la interpretación de este sueño que nada tiene que ver con la religión, sino con la forma en que manejas tu vida. También hay personas que se creen Dios porque son manipuladoras y siempre consiguen lo que quieren de los demás. ¿Te sientes identificada con este aspecto? Cuidado porque los dioses serán muy poderosos, pero no son eternos, ya que desaparecen en cuanto dejan de creer en ellos.

+ Tal vez toda esta interpretación te pille de lejos y no puedas identificarte con ninguno de los significados anteriores. Entonces pasamos a la última interpretación de soñar con ser Dios que es la que tiene más aspectos positivos. Se trata de tu carácter solidario, de tu disposición a ayudar a los demás, de intentar resolver los problemas de la gente que quieres y de esos buenos sentimientos que llevan la alegría a los que te rodean. En este caso puedes despertar tranquilamente y seguir en tu función de Dios.

¿Y tú? ¿Alguna vez has soñado que te convertías en Dios? Pasa por nuestra categoría de 'sueños' si quieres seguir descubriendo los significados de todas tus experiencias oníricas. ¿Preparada para dejarte sorprender?