¿Cuánto tiempo dura un catarro?

El resfriado puede llegar a durar hasta 20 días en el peor de los casos

Laura D

¿Cuánto tiempo puede llegar a durar un catarro? 

A veces, los catarros se alargan durante días y es común que pensemos que no se van a curar nunca. Aunque el invierno es una época muy propicia para cogerse uno, lo cierto es que en verano, con los aires acondicionados, también podemos llegar a sufrirlos. ¿Conclusión? En cualquier época del año podemos ser víctimas de un resfriado.

Normalmente, el catarro va acompañado de síntomas como mocos, dolor de garganta, tos, fiebre e incluso molestias o tapones en los oídos los cuales suelen aparecer a los dos días de habernos contagiado por el virus que afecta a las vías respiratorias superiores. Lo cierto es que cuando padecemos un resfriado, los días se nos hacen largos y creemos que no pasará nunca pero realmente ¿cuánto dura un catarro? En Diario Femenino tenemos la respuesta. 

Cuánto dura un resfriado

Un catarro común pasa por diferentes etapas. Desde que nos contagiamos, pueden pasar dos o tres días hasta que los síntomas hacen su aparición. Entonces, empieza la sucesión de diferentes fases:

+ Fase 1 del catarro:

Empieza a picarnos la garganta, la notamos seca y tenemos estornudos ocasionales. Esta fase siempre suele venir acompañada de la frase “creo que me estoy poniendo mala” porque comenzamos a sentir debilidad, lagrimeo, irritación de ojos y nos cuesta un poco respirar por la obstrucción nasal. Estos síntomas permiten a la persona hacer vida normal a pesar de que no se encuentre del todo bien.

+ Fase 2 del catarro:

Empezamos a sonarnos la nariz de forma recurrente porque nos gotea. El resultado es acuoso. Esta etapa puede venir acompañada de fiebre y dolor de cabeza. Es el pico del resfriado.

+ Fase 3 del catarro:

En la tercera etapa del catarro, seguimos recurriendo a los pañuelos para sonarnos la nariz, sin embargo, el moco resultante se ha vuelto más espeso y la tos más seca. Nos cuesta respirar y no tenemos mucho gusto (“las comidas no nos saben a nada”), ni olfato. Es posible que, en esta etapa, no nos sintamos tan débiles aunque sigamos teniendo catarro.

+ Fase 4 del catarro:

La tos va desapareciendo poco a poco y, con ella, los mocos.

La tos puede alargarse hasta los 15 días

En total, todas las fases pueden tener una duración de entre 5 días y una semana. No obstante, la última etapa, es decir, esa en la que la tos y los mocos van desapareciendo poco a poco, puede alargarse hasta los 10 días. En el peor de los casos, el catarro puede llegar a durar hasta 20 días. Es importante señalar que la duración del resfriado dependerá también de la edad de la persona que lo padezca.

No obstante, hay que tener muy presente que llevar una alimentación adecuada (con caldos calientes, bebiendo agua, sin tomar cosas frías…), no fumar, guardar reposo los primeros días y hacernos lavados nasales, además de tomar algún medicamento que reduzca nuestros síntomas, será suficiente para que el malestar remita.

¿Cuándo debemos acudir al médico por un catarro?

Solemos pasar el resfriado común sin acudir al médico en prácticamente la totalidad de los casos. Sin embargo, hay que acudir si:

+ El resfriado se alarga más de lo normal.

+ Tenemos dificultades para respirar o notamos silbidos al hacerlo.

+ La tos se nos agarra al pecho.

+ La fiebre dura más de 3 días.

+ Los oídos nos duelen o supuran.

Con alguno de estos síntomas nuestro cuerpo nos está indicando que nuestro resfriado se ha complicado y es posible que la infección esté derivando en otra patología de mayor gravedad como una bronquitis, una bronquiolitis o una sinusitis.

Otra de las razones por las que nos pueden durar más los síntomas del catarro es porque este se haya transformado en una gripe. Una infección de tipo vírica que afecta a las vías respiratorias, garganta y nariz. Los síntomas son muy parecidos a los del resfriado, aunque la gripe suele ir acompañada de dolores musculares, en las articulaciones, temblores o escalofríos… Además de que cuesta más curarla. Normalmente, se necesitan aproximadamente dos (o incluso tres) semanas para remitir los síntomas. Seguir las recomendaciones de los médicos y tomar los medicamentos que ellos nos recomienden será clave para nuestra pronta recuperación.