Posturas de yoga para calmar el dolor menstrual que puedes hacer en casa

Dile adiós a las molestias de la regla con estos sencillos ejercicios

L.D

Posturas de yoga para aliviar el dolor menstrual

El yoga es una disciplina que se ha puesto muy de moda en los últimos años, pero ¿por qué? La respuesta es muy simple: por todos los beneficios que es capaz de aportar. Mejora la concentración, la flexibilidad, el equilibrio, alivia el estrés, nos hace sudar y quemar calorías y, sobre todo, alivia el dolor y las molestias en muchos aspectos y ámbitos del organismo y la salud. Si posees dolor de espalda o cuello, por ejemplo, esta disciplina te ayudará a disminuirlo, al igual que los dolores menstruales

Muchas mujeres sufren dolores de regla y deciden calmarlos por medio de antiinflamatorios sin tener en cuenta que el yoga puede ser una solución natural y sencilla que puede echarnos una mano sin necesidad de tener que recurrir a los medicamentos. ¿Lo has probado alguna vez? En Diario Femenino te enseñamos a realizar (paso a paso) 6 posturas de yoga muy eficaces para aliviar los cólicos menstruales. ¿Lo mejor de todo? ¡Son muy fáciles y puedes hacerlas en casa en cualquier momento! ¡No dejes que el dolor de regla te amargue la existencia!

6 posturas de yoga que aliviarán tu dolor de regla al instante

1 Postura del niño

Postura del niño o Balasana

También conocida como Balasana. Esta es una postura muy conocida en yoga que te ayudará a relajarte y a estirar tu zona lumbar y se llama así por la posición fetal que hay que adoptar a la hora de realizarla. Para ello, deberás sentarte de rodillas sobre tus pies y estirar el cuerpo y tus manos hacia delante. Así, te ayudará a relajar tu espalda. También puedes cambiar tus manos a los lados de tu cuerpo. Realiza respiraciones relajadas en esa posición.

2 Postura mariposa

Postura de la mariposa yoga

Es otra de las más conocidas en yoga y es perfecta para aliviar el dolor menstrual, pues favorecerá la apertura de las caderas. Para ello, siéntate y junta las plantas de tus pies. Mantente unos segundos ahí, controlando tu respiración. Si quieres complicarla un poco más solo debes acercar los talones a tu cuerpo o inclinar tu tronco para adelante todo lo que puedas (sin forzarte).

3 Postura de la diosa reclinada

Postura de la diosa reclinada

Para realizar esta postura, primero deberás sentarte con los pies en estilo mariposa. Es decir, plantas de los pies enfrentadas. Después, coloca un cojín o algo con un poco de altura detrás de ti y déjate caer poco a poco. Por último, estira los brazos hacia los lados y arquea la espalda. Con ella, conseguirás aliviar los dolores de espalda, los calambres y la presión en la zona pélvica. Además de conseguir una respiración más profunda gracias a la apertura de pecho. 

4 Shiva Twist

Shiva Twist

Con esta postura conseguirás un gran alivio en la zona lumbar. ¿Cómo realizarla? Lo primero, túmbate en la esterilla,  encoge la pierna derecha y gírala hacia el lado izquierdo, hasta que tu rodilla toque el suelo. No hace falta que la espalda permanezca completamente pegada al suelo, puedes girarte un poco para conseguirlo, pero lo suyo es que notes estirarse la zona lumbar. Después, haz lo mismo con la otra pierna.

5 El camello

Postura El Camello yoga

Ponte de rodillas sobre la esterilla, con el cuerpo recto y coloca tus dos manos en la zona baja de la espalda. Estírate un poco hacia atrás arqueando tu tronco y, a continuación, coloca ambas manos en tus tobillos, manteniéndolas estiradas. Mantén la postura durante unos segundos llevando controlada la respiración. Conseguirás así estirar el abdomen, el pecho y toda la parte delantera del cuerpo, además de fortalecer los músculos de la espalda. 

6 Postura invertida

Postura invertida o Viparita Karani

Es posible que, sin saber que es una postura de yoga, hayas realizado este ejercicio más de una vez. Cuando tenemos cansancio de piernas o estamos mareadas, es lo primero que se nos recomienda: poner los pies para arriba. Y en eso consiste esta postura también conocida como Viparita Karani. Cerca de una pared, pon los pies hacia arriba, intentando arrimarte todo lo que puedas a ella. Cuanto más cerca se encuentren tus glúteos de la pared, menos rigidez notarás en la espalda y en la zona lumbar y más relajadas tendrás las piernas. ¡Y adiós dolor menstrual!

¿Qué te han parecido estas posturas de yoga para calmar el dolor de regla? ¿Conoces alguna otra? ¡Compártelas con nosotras en los comentarios, ayudarás a otras lectoras!