10 amargas realidades sobre el amor y las relaciones de pareja

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La amarga realidad sobre el amor

Hasta que logremos entender por fin el funcionamiento de las relaciones de pareja seguiremos investigando en los entresijos del amor porque es evidente que una cosa es la idea que nos hacemos del amor y de la pareja y otra muy distinta la realidad. Te contamos algunas amargas realidades sobre el amor y las relaciones de pareja desde la objetividad y la experiencia.

Realidades no tan bonitas sobre el amor y la pareja

Qué bonito es el amor, dicen. Pero no siempre es tan bonito, probablemente porque no es amor verdadero, ese tan esquivo que se nos resiste a aparecer. Lo que vivimos habitualmente en las relaciones amorosas o de pareja contiene grandes dosis de amarga realidad. Mejor saberlo cuanto antes.

1 El amor no es una película. Para bien o para mal, podríamos añadir. Pero esas historias de amor de las películas románticas se dejan en el tintero la amarga realidad de las realidades de pareja.

2 El amor no es para siempre. Nada es para siempre, el amor tampoco, aunque algunos se empeñan en hacerlo durar y durar para no apuntarse un tanto en la lista de fracasos. Reconocer un error en el amor siempre será más honesto que vivir una relación por inercia o por otros intereses.

3 Las parejas discuten. Por más que os améis, os admiréis y os adoréis mutuamente las discusiones de pareja llegarán en un momento u otro. Hay que aprender a gestionarlas para que una discusión no os lleve al a ruptura.

4 Los juegos de poder en la pareja. Frente al idea del equipo en pareja, se sitúa la amarga realidad de los juegos de poder donde uno y otro elaboran estrategias dañinas para hacerse con el control de la relación.

5 El amor es confuso. A veces no se sabe dónde termina el amor y empieza la amistad. O la costumbre. O el odio. Todo lo que rodea el amor es tan confuso que lleva un tiempo reaccionar y darse cuenta de que esa historia de amor ha llegado a su fin.

6 El amor es variado. También es cierto que se puede entender el amor de muchas formas y que esas formas no siempre coinciden en la pareja. El poliamor para los corazones grandes y la exclusividad para los corazones más tradicionales generan innumerables conflictos dentro de la pareja.

7 Algunos hombres malos. Algunos hombres son malos, algunos hombres son tóxicos y no puedes hacer nada para no enamorarte de ellos, pero sí puedes evitar comenzar una relación de pareja con un hombre inconveniente.

8 Tu pareja viene con suegra. Tal vez sea la suegra uno de los mayores dolores de cabeza en las relaciones de pareja. La suegra viene en el lote de la pareja, lo sentimos, así que hay que aprender a gestionar esta molestia cuanto antes.

9 La sociedad es machista. La amarga realidad es que vivimos en una sociedad machista en la que los roles dentro de la pareja están claramente delimitados. Encontrar un hombre que no rebase los límites del machismo más peligroso es cada vez más difícil.

10 Las relaciones se desgastan. El paso del tiempo actúa irremediablemente sobre la pareja, especialmente sobre la pasión, pero también sobre la tolerancia, la empatía y la comunicación.