10 cosas que hay que evitar si quieres que tu relación dure

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Es indudable que el factor suerte influye en la duración de una relación de pareja, pero su buen funcionamiento depende en gran medida de lo que nos esforcemos en esa relación. Ambos. Por eso también nos fijamos en aquellas cosas que hay que evitar si quieres que tu relación dure y sea una pareja feliz.

Lo que debes evitar en las relaciones de pareja

Cualquier consejo destinado a mejorar la relación debe ser puesto en práctica por ambos miembros de la pareja. De nada sirve el esfuerzo si no es compartido, de nada sirve que solo uno tire del carro y que se preocupe por evitar todo aquello que mata el amor.

1 Celos. Uno de los mayores peligros para las relaciones de pareja son los celos. Los celos son sinónimo de inseguridad y de falta de confianza, por lo que se hace muy difícil mantener una relación saludable.

2 Incomunicación. Hay que evitar y desde el principio la falta de comunicación. Hablar es esa actividad fundamental en cualquier tipo de relación y que puede salvar de más de una crisis.

3 Faltas de respeto. Casi todas las actitudes de las parejas tóxicas nos llevan a la falta de respeto. La propuesta es sencilla y nos debe quedar clara cuanto antes: si no te respeta, no te ama.

4 Desamor. Hablando de amor. Suele ocurrir que con el tiempo las parejas van perdiendo el interés y las ganas y eso conduce al desamor. Pero con un poco de empeño es posible el re-enamoramiento en pareja o seguir manteniendo ese amor que os unió.

5 Reproches. No hay que evitar las discusiones en pareja porque son muy saludables si se hacen sin faltas de respeto de por medio y, especialmente, sin reproches.

6 Enfados. Si bien las discusiones de pareja pueden ser una oportunidad para mejorar, no hacen el mismo efecto los enfados en pareja. Ninguna pareja debería irse a dormir enfadada, sin haber solucionado antes un conflicto.

7 Dependencia. Hacer todo juntos, necesitar a tu pareja y no tener una parcela de vida independiente es una actitud tóxica que puede poner en peligro no solo la relación, sino toda tu vida.

8 Críticas. Criticar a tu pareja, resaltar sus defectos y recordárselos continuamente perjudica seriamente la autoestima de esa persona. No es la mejor receta para que la relación dure.

9 Inercia. Ya no sabes si quieres a tu pareja o no y lo peor es que no te importa. Llegar al punto de estar en pareja por inercia, dejando que sea la costumbre la que tire de tu relación es uno de los errores, por desgracia, más frecuentes.

10 Desinterés. Ya no le preguntas a tu pareja qué tal le ha ido el día. O llegas a casa y solo recibes un movimiento de cejas como saludo. El desinterés mata el amor y hay que demostrar todos los días que esa pareja está viva por amor.