Qué motivos llevan a las parejas a tener una crisis

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Motivos de las crisis de pareja

A veces la crisis en una relación de pareja llega sin avisar, pero otras veces se veía venir, si hubieras prestado un poco de atención, claro. Nos preguntamos por los motivos que llevan a las parejas a tener una crisis, porque tal vez es mejor conocer el origen del problema y no esperar a que llegue para solucionarlo.

Por qué llegan las crisis de pareja

Motivos casi infinitos y variados son los que pueden llevar a la crisis de pareja, unos más evidentes que otros, pero todos suponen una fisura en la relación que debe repararse cuanto antes. Si es posible.

1 Falta de comunicación. El principal motivo por el que las parejas se ven en una situación crítica es la falta de comunicación. Un problema sin importancia puede convertirse en un motivo de ruptura si no se habla a tiempo.

2 Falta de empatía. No todo el mundo sabe cómo ponerse en el lugar del otro, lo que se llama empatía. Y no faltan los que saben hacerlo pero no quieren. El caso es que esta carencia puede separar a dos personas más que los kilómetros.

3 Falta de respeto. Como las faltas de respeto no son solo gritos e insultos, algunos se niegan a ver que su pareja no les respeta. No lo ven, no lo reconocen, pero en el fondo lo intuyen y eso lleva a una crisis de las que es poco probable y poco conveniente salir.

4 Falta de interés. Puede que sea el tiempo, que desgasta el amor y el interés por la otra persona se diluye. La falta de interés se nota en esa pareja que se aleja de ti sin motivo aparente.

5 Falta de sexo. La vida sexual es más importante de lo que parece para una pareja. Cuando el deseo desaparece, puede que de forma temporal por algún motivo concreto, la crisis es inminente.

6 Falta de madurez. Las personas evolucionamos; casi todas. Pero no lo hacemos de la misma manera. Cuando en una pareja uno de los dos no madura emocionalmente al mismo ritmo que el otro suele darse una situación de crisis difícil de superar.

7 Falta de planes. Hay parejas que están juntas por inercia, les sobra costumbre pero les falta ilusión, ganas y, sobre todo, les falta una visión compartida de futuro, unos planes juntos.

8 Falta de confianza. Podemos hablar de infidelidad o tal vez sea una cuestión de lealtad, pero cuando la confianza se rompe, la crisis se instala en la pareja. Y es muy difícil recuperar la confianza después de una traición.