Qué no comer en una cita para no hacer el ridículo

¿Qué beber en una primera cita?

Lidia Nieto

Qué no comer en una cita para no hacer el ridículo

Llevas tiempo esperando esta cita y por fin ha llegado el gran día. Tienes (o crees) todo bajo control: un look con el que te sientes empoderada y que no resulta nada incómodo ni sofisticado para la ocasión, un peinado y un maquillaje sencillo que muestra tu lado más natural y hasta te has preparado temas de conversación para romper el hielo y evitar a toda costa que se produzcan los silencios incómodos. ¡Nada puede fallar!

Quizás hay un detalle que con tantos nervios se te ha pasado por encima. Cuando llegue la hora de sentaros en la mesa del restaurante, mirar la carta y elegir los platos, ¿sabes qué vas a pedir? Te puede sonar a tontería, pero como nos preocupamos por ti, te hemos hecho un listado con los alimentos que es mejor no comer en una cita para no hacer el ridículo. Cuando leas las razones, ¡nos darás la razón y te lo pensarás antes de dirigirte al camarero! 

Por qué no comer en una cita estos alimentos

Desde Diario Femenino siempre nos postulamos a favor de la comida saludable, pero en este caso lo que queremos mostrarte son esos alimentos que pueden provocar una situación cómica o ridícula en tu primera cita. Y como no tenemos una bola mágica para saber si la otra persona se le puede tomar con humor o con rechazo, ¡mejor no tentar a la suerte! Descubre por qué no comer en una cita estos alimentos. 

1 Pizza

No está complementa prohibido, pero si tu pareja se empeña en pedir una pizza para compartir, un consejo: no la comas con las manos porque se te pueden caer los trozos de jamón york o de champiñones, por no hablar de las situaciones incómodas que puedes vivir con el queso que se estira, estira, estira y parece no acabar nunca. 

2 Macarrones 

no comer en una cita

Y que conste que no tenemos nada en contra de la comida italiana, pero los espaguetis tampoco son una muy buena opción para tu primera cita. Ya sabemos que la mítica escena de La Dama y el Vagabundo es muy tierna y romántica, pero aún es pronto para que vosotros podáis recrearla. Sustituye los macarrones por raviolis, ¡son más fáciles de llevar a la boca! 

3 Alitas de pollo

Si las alitas de pollo son tu perdición y no puedes resistirte a ellas, será recomendable que tengas a mano un montón de servilletas. Se trata de un alimento que hay que comer con las manos, que hay que rebañar mucho, que incluso hay que prestarle cierta atención y, sobre todo, que mancha un montón las manos y puede dejar berretes en tu cara. ¿Te quieres arriesgar? 

4 Salsas y preparados con ajo 

Si tienes dudas sobre los ingredientes que tiene un plato, no dudes en preguntarle al camarero. Si cuando te lea la lista, en la selección hay algo de ajo, ¡valora otra opción! A pesar de sus múltiples propiedades y beneficios para la salud (mejora la circulación, ayuda al buen estado del hígado, ejerce como antibiótico natural, cuida la piel, reduce el nivel de colesterol y es un excelente descongestionante), suele repetir mucho en la boca y te puede jugar una mala pasada cuando tu pareja se acerque a besar tus labios.

Aunque habría que hacer una aclaración en este punto, según un estudio de la universidad de Stirling (Escocia), los hombres que comen ajo desarrollan un olor que les hace ser más atractivos para las mujeres. Ya sabes, si tu pareja pide algo con ajo... ¡es para conquistarte mejor!  

5 Marisco  

Sí, son muy deliciosos y hasta tienen un efecto afrodisíaco que puede ser determinante al final de vuestra primera cita, pero... ¿cómo pelar un langostino sin arriesgarse a que el liquidillo salpique a la otra persona y le manche la camisa? O, ¿cómo devorar una langosta sin emitir un sonido tipo sorbo? 

6 Ensaladas verdes

¿Sabes cuál es el verdadero problema de la ensalada de hojas verdes en una cita? Además de que por su gran tamaño resultan difíciles de encajar en la boca, sus trocitos tienen la extraña facilidad de quedarse pegados a los dientes. Algo muy divertido cuando lo ves en la otra persona, pero cuando te pasa a ti, solo te sale exclamar,.. ¡tierra trágame! Si lo que quieres es algo muy healthy, opta por verduras a la plancha. 

¿Qué beber en una primera cita? 

qué no comer y qué beber en una cita

En este caso, no hay tantas restricciones como con la comida, porque las bebidas no generan tantas situaciones incómodas. Aún así, vamos a pasar a darte un par de consejos. Mujer precavida, ¡vale por dos!

+ ¿Cerveza o vino? Pide lo que más te guste a ti, pero intenta moderar su consumo. No querrás que se te suba a la cabeza y dar la nota, ¿verdad?

+ Si eres de las bebe agua como las ranas, quizás aquí deberíamos rebajar su ingesta. A no ser que quieras pasarte más tiempo en el baño que alrededor de la mesa. 

+ Y, sobre todo, siéntete libre de pedir lo que más te apetezca, independientemente de las preferencias de tu pareja.