Dieta en Navidad: ojo con los excesos en las fiestas

Los cambios bruscos de peso favorecen la retención de líquidos y grasa

Teresa Guerra

  Dieta en Navidad: ojo con los excesos en las fiestas

La Navidad puede ser una época llena de magia y alegría, pero también guarda muchos peligros para tu dieta. Junto con las vacaciones llegan las reuniones familiares, los compromisos, las fiestas y una interminable retahíla de cenas de todo tipo que se suelen caracteriza por ser muy abundantes y calóricas.

A pesar de que llevemos una buena alimentación, unas semanas de excesos pueden pasarnos factura, ya que los cambios bruscos de peso favorecen la retención de líquidos y grasa, además de provocar la aparición de estrías. Siguiendo algunos consejos sencillos, podemos evitar que la fiesta de Navidad suponga un desequilibrio excesivo en nuestra dieta y evitar problemas estomacales como indigestiones.

La mejor alimentación para la cena de Navidad

+ En primer lugar debemos prepararnos para estos días llevando una dieta ligera y adelgazar algunos kilos. Si planeamos con tiempo podemos recurrir a una dieta menos estricta, pero se se acerca la comida de Navidad y aún no has empezado a prepararte existen algunas alternativas más rápidas como la dieta detox o la dieta líquida, con la que puedes bajar varios kilos en poco tiempo.

+ Ten en cuenta que estas dietas pueden acelerar el efecto rebote si después consumes alimentos muy grasos, así que lo mejor que puedes hacer para evitar engordar es optar por una alimentación sana y ligera durante los días o semanas previos a las fiestas, para permitirte un pequeño exceso en la comida de Navidad. Aún así procura acompañar los platos más calóricos con acompañamientos de verduras y ensaladas, de esta forma reducirás la cantidad que consumes y ayudarás a tu cuerpo a digerir mejor los diferentes grupos alimenticios.

+ Si eres la encargada de elaborar la comida apuesta por las carnes magras y los pescados, y no abuses de las salsas, así conseguirás una comida rica y saludable. Para los postres aléjate de los dulces navideños como mazapán, polvorones o turrón, y tómalos sólo ocasionalmente, es mucho mejor recurrir a una macedonia de frutas o un yogur. El alcohol también contiene muchas calorías, así que modera su consumo en la medida de lo posible.