10 consejos para no engordar en Navidad

Las reglas para conseguirlo son relajación, socialización y comer un poco de todo

Lidia Nieto

no engordar en navidad

Las fiestas navideñas son un verdadero desafío para quien está siguiendo una dieta o para quien simplemente no quiere ganar más peso. Pero, ¿cómo disfrutar de las reuniones familiares, de las cenas de empresa y las quedadas con los amigos sin tener que encontrarnos con tres kilos demás en enero? ¿Te sacrificas y renuncias a todo o te desahogas atiborrándote y reenviando la cita con la báscula al año nuevo? Por suerte, existe la vía del compromiso, como nos aconsejan los psicólogos y los nutricionistas de la app Manzanaroja, tu dieta personalizada.

Cómo controlar la ansiedad y no engordar en Navidad

no engordar en navidad

Para muchas personas las reuniones familiares son un momento de estrés. Las familias son un importante campo de energía y en ese sistema se mueven personas que también son pura energía. Cuando estas energías están en conflicto, percibes un malestar físico que te puede estar señalando un malestar emocional. La psicóloga Edi Salvadori nos da unos consejos para relajarnos antes y durante las reuniones de Navidad:

+ Antes de salir de casa respira profundamente para reequilibrar cuerpo, mente, espíritu y emociones. Es un método muy antiguo que te ayudará a relajarte y a percibir de manera menor los estímulos negativos.

+ También ayuda hacer una hora de deporte o de yoga antes de la comida, para vaciar la mente y alejar el estrés. El estrés puede afectar a tu metabolismo y a la retención de líquidos, así que menos estrés, mejor para tu cuerpo.

+ Si en algún momento de la comida te sientes amenazada o bajo presión, apártate durante unos minutos a un lugar tranquilo, siéntate, relaja piernas y brazos y concéntrate en tu respiración, haciendo pasar el aire a través de tu pecho y de tu diafragma e imaginando empujar el aire hacia abajo. Debes sentir la respiración que entra, se expande y sale para bajar el nivel de ansiedad y de estrés emocional.

Cómo controlar el impulso por comer en Navidad 

Si estás siguiendo un régimen es mejor abandonarlo durante los tres o cuatro días de las fiestas que tener que seguirlo a rajatabla con mucha frustración. Eso claramente no significa olvidarse de una alimentación sana durante los 15 días entre las fiestas: entre semana intenta seguir tu dieta o tu estilo de alimentación habitual, come mucha verdura y bebe mucha agua para depurar el organismo.

no engordar en navidad

A partir de aquí, Marta Abardia del centro Nutricionistas Barcelona y colaboradora de Manzanaroja, nos da 10 consejos para no engordar en Navidad: 

+ No salgas de casa en ayuna, corres el riesgo de empezar a picar patatas fritas y chorizo esperando a que empiece la cena. Haz una merienda sana, por ejemplo,  una manzana o un yogur y bebe una infusión para relajarte, así llegarás a la hora de la cena sin demasiada hambre.

+ Elige un lugar estratégico, lejos del buffet. Si te paras ahí a charlar, puede que comas un montón sin siquiera darte cuenta. Pero si ese es la posición que has elegido, nuestro consejos es que te hagas con un plato pequeño y lo llenes con comida sana como verdura, anchoas, salmón o jamón. Por último, nunca intentes frenar tus ganas de picar algo porque al final lo único que puedes conseguir es que, pasado un tiempo, te lances de lleno a por todos los platos. 

+ Mastica lentamente, comerás menos y las digestiones serán mucho mejores. Este consejo no es solo aplicable en estas fechas navideñas, sino que deberías hacerlo siempre que te sientes delante de un plato de comida.

+ Controla las raciones: el plato ideal está compuesto por media ración de verdura, 1 cuarto de proteínas y 1 cuarto de cereales. Además, evita repetir y disfruta de ese postre que te encanta, pero intenta coger un trozo pequeño. El secreto es comer un poco de todo, sin exagerar.

+ ¡Cuidado con los condimentos! Si te gusta el salmón, evita la mantequilla. En general, elige los platos menos grasientos o intenta escurrir la grasa en exceso. Decántate por platos de mariscos y/o pescado, reduce las raciones de carne que suelen ser más grasas y opta por el besugo o el pavo en su lugar.

+ El champagne, con cuidado. Una copa de vino o de champagne aporta entre 70 y 80 calorías y apenas tienen nutriente. Entre una copa y otra, bebe agua, es un método muy efectivo para sentirte más saciado y eliminar las toxinas.

+ Intenta vivir intensamente esos momentos. ¡Cuando comasm, no hables, y cuando hables no comas! ¿Tienes hambre? Siéntate y come con calma, disfrutando de esas exquisiteces. Y mientras hables, disfruta la conversación, mirando en los ojos a tu familiar o amigo. El recuerdo de esa noche será mucho más satisfactorio y sin remordimientos.

+ No guardes los restos de la cena en casa si eres tú la anfitriona. Haz una buena acción: regálalos a un comedor social y así evitarás pegarte otro atracón al día siguiente. 

+ Durante la fiesta, ¡muévete! No te quedes sentada todo el tiempo, levántate y socializa con los demás invitados, aunque sean desconocidos. Céntrate en las personas más que en la comida. ¿Sabes que con solo 17 pasos reactivas tu circulación? Y si se baila, ¡baila hasta el final! El movimiento te ayudará a quemar las calorías, así será más fácil mantener el peso.

+ ¡Pégate un capricho! Es totalmente normal concederte algún "exceso" como tomar un poco de turrón, ingerir una ración de roscón, pero lo más importante es prestar atención a lo que comes. Para limitar los dulces, come más fruta o aleja el momento del postre para la merienda y recuerda “el ayuno el día después no es una solución.”

Ahora tienes todas las herramientas para disfrutar de la Navidad sin sentirte culpable y sin ganar peso. Las reglas son relajación, socialización y comer un poco de todo sin exagerar.