10 cenas ligeras para no pasar hambre y comer bien

Sergio Gallego

La cena es la última comida del día y es por ello que debe de ser ligera y saludable. Es importante cenar unas dos antes de acostarse para evitar una mala digestión y que las grasas de más no se acumulen por algunas zonas del cuerpo. Si quieres cenar de una manera sana y quedarte satisfecho/a, no pierdas detalle de los siguientes 10 platos para que los elabores cuando quieras

10 cenas sanas y ligeras con las que sentirse saciado

1 Revuelto de setas. Se trata de un plato perfecto para la cena ya que es muy nutritivo y con pocas calorías. Basta con poner a pochar media cebolla y un diente de ajo junto con 150 gramos de setas. Añade un poco de sal y un par de huevos. Remueve bien durante un par de minutos y ya tienes listo este delicioso plato.

2 Parillada de verduras. Este plato tan fácil y sencillo consite en poner asar un pimiento verde junto a una berenjena, un calabacín y una cebolla. Salpimenta al gusto y disfruta de estas deliciosas verduras.

3 Melón con jamón. Se trata de un plato realmente refrescante que puedes tomar sin problemas durante la cena. Coge un trozo de melón y añade una loncha de jamón por encima.

Ternera a la plancha con verduras salteadas. Con este plato te sentirás rápidamente saciada a la vez que aportas nutrientes a tu cuerpo. Salpimenta un filete de ternera y dora en una sartén durante unos minutos. Acompaña con un salteado de verduras y sirve inmediatamente.

Crema de verduras. Otro plato con el que cenar de una forma ligera consiste en una crema de verduras. Añade dos calabacines, una cebolla, tres zanahorias y un puerro a una olla de agua hirviendo. Añade un poco de aceite y sal y deja cocer durante media hora. Bate todo y cuela para evitar los restos de verduras

Bocadillo de jamón serrano con tomate. Si tienes demasiada hambre puedes elaborar un delicioso bocadillo de pan integral junto con unas lonchas de jamón serrano y unas rodajas de tomate natural. Un plato muy sencillo de hacer y bastante nutritivo.

Ensalada de queso fresco y nueces. La ensalada es un plato muy fácil de hacer y que te aporta numerosos nutrientes. Coge un poco de queso fresco y añade un buen puñado de nueces. Aliña con un poco de aceite y vinagre y disfruta de esta excelente y rica ensalada. 

Salmón con champiñones salteados. Si te apetece comer un poco de pescado, puedes coger un trozo de salmón y pasarlo por la sartén durante un par de minutos. Sirve inmediatamente junto con unos champiñones salteados.

Sándwich vegetal de pavo. Otra manera de saciar el hambre consiste en elaborar un exquisito sándwich vegetal de pavo. Coge dos rebanadas de pan integral y añade pavo junto con tomate, lechuga y un poco de mayonesa light.

10 Tortilla francesa de atún. Coge un par de huevos y bate los mismos en un bol. Añade un poco de sal y una lata de atún desmigado y escurrido. Añade a una sartén con un poco de aceite y espera a que la tortilla cuaje.