Hacer la cama por las mañanas es malo para la salud

No ventilar las sábanas atrae la presencia de ácaros

Tamara Sánchez

Hacer la cama por las mañanas es malo para la salud

Tantos y tantos años soportando los enfados y regañinas de nuestras madres por no hacer la cama por las mañanas y ahora resulta que un estudio llevado a cabo por la Universidad de Kingston nos da la razón: Hacer la cama nada más levantarse puede ocasionar grandes problemas para nuestra salud. Continúa leyendo si quieres saber exactamente por qué. 

Hacer la cama por las mañanas es perjudicial para nuestra salud

Hacer la cama por las mañanas es malo para la salud

Para llevar a cabo la investigación, los científicos colocaron ácaros en las camas de 36 hogares de Reino Unido para comprobar cómo afectaban estos en la rutina y en la salud de las personas. Al finalizar el análisis, el doctor Stephen Pretlove, uno de los investigadores implicados en el estudio concluyó que un gesto tan sencillo como dejar una cama sin hacer durante el día puede ayudar a eliminar la humedad de las sábanas y el colchón lo cual consigue que los ácaros se deshidraten y finalmente terminen muriendo. 

Estos pequeños y odiosos bichos solamente son capaces de vivir en un ambiente húmedo y tibio, algo que propicia el sudor de nuestros cuerpos cuando dormimos. Por esta razón, si dejamos aireando nuestras sábanas durante todo el día, será mucho más sencillo que desaparezcan. 

Stephen Pretlove afirmó que en una cama habitan un millón y medio de ácaros y que, al hacerla, ayudamos a que ellos continúen circulando por nuestras sábanas. La ropa de cama doblada cuidadosamente, con las sábanas, las mantas y el edredón bien estirados, crea condiciones de vida ideales para los ácaros los cuales pueden provocar graves problemas de salud como asma, eczemas, dermatitis e incluso fiebre de heno crónica (reacción alérgica al polen) así como otro tipo de alergias. 

De hecho, Stephen Pretlove, asegura que con este hallazgo se podría ahorrar una destacada cantidad de dinero en tratar enfermedades alérgicas o similares. 

A partir de ahora tanto los asmáticos como los perezosos tienen una muy buena razón para dormir a pierna suelta y no hacer la cama al levantarse. 

Trucos para eliminar ácaros de las sábanas y el colchón

Hacer la cama por las mañanas es malo para la salud

+ Cambia las sábanas todas las semanas y lávalas con agua muy caliente (temperatura entre los 55 y los 60 grados en la lavadora). 

+ Ventila todas las habitaciones de tu casa con frecuencia. Para ello, es recomendable que abras puertas y ventanas durante al menos media hora para que así corra el aire y se renueve. Cuantas menos veces lo hagas, más probabilidades hay de que los ácaros se instalen tranquilamente en tus sillones, fundas de sillas y, por supuesto, en tu colchón y en tu ropa de cama. 

+ Los colchones son uno de los hábitats más habituales de los caros por lo que también deberás airearlos con frecuencia. Trata de hacerlo una vez al mes o, si te es posible, cada dos semanas.

+ Si eres de las que todavía tiene en su casa colchones antiguos de lana de oveja, ¡deshazte de ellos! A los ácaros les encanta vivir en este tipo de tejidos. 

+ No barras los dormitorios. Siempre es mucho mejor aspirar o directamente pasar la fregona o una mopa bien húmeda para prevenir que los ácaros de polvo se dispersen todavía más.

+ Una buena opción es recurrir a las fundas especiales anti-ácaros, tanto para los colchones como para las almohadas. 

+ Las alfombras y moquetas también concentran una importante cantidad de ácaros, por lo que se recomienda quitarlas. En el caso de que te guste tenerlas, debes preocuparte por llevar una correcta y exhaustiva limpieza de las mismas.