Ansiedad, ¿trastorno o enfermedad? Depende de ti

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Nos estamos preguntando si la ansiedad es un trastorno o una enfermedad. Puede pensarse que poco importa si estamos ante una enfermedad mental o ante un trastorno emocional, ya que lo verdaderamente importante es encontrar un tratamiento adecuado y aprender a manejarla.

Lo cierto es que sí es importante resolver esta cuestión, porque de su respuesta va a depender el éxito en el tratamiento así como tu participación en la recuperación. Ante la falta de consenso, la decisión de si la ansiedad es un trastorno o una enfermedad va a depender de ti.

Diferencia entre trastorno y enfermedad

En líneas generales y sin entrar en definiciones ni debates científicos, la enfermedad se refiere a un proceso en el cual se pierde la salud, a un problema orgánico, que suele tener una causa definida y un posible tratamiento. Por su parte, un trastorno se refiere a un problema de adaptación a la vida sin causa biológica.

Desde este punto de vista, vemos un poco mejor en qué punto se separan, por ejemplo, la ansiedad y la depresión. Mientras que la depresión tiene un origen orgánico, por mucho que venga motivado por alguna causa psicológica, la ansiedad parece ser puramente un problema o trastorno emocional.

Ahora bien, que la ansiedad tenga un origen emocional, no evita que las consecuencias de sus síntomas deriven en una enfermedad. Por lo tanto, la consideración de la ansiedad como trastorno o como enfermedad va a depender mucho de cómo te tomes tú misma tu problema de ansiedad.

Considerar la ansiedad como un trastorno

Podemos afirmar que más vale considerar la ansiedad como un trastorno y no como una enfermedad, ya que de esa manera vas a poder tomar parte activa en el tratamiento. Y es una enfermedad escapa del control del paciente, que debe dejar la recuperación en manos del equipo médico. Mientras que si se trata de un trastorno emocional, la persona afectada podrá implicarse al máximo.

Sin perjuicio de los tratamientos médicos que se consideren más adecuados, considerar la ansiedad como un trastorno implica que reconoces tu parte de responsabilidad tanto en el origen como en el proceso de curación. No estamos hablando de culpas, sino de más posibilidades para gestionar esa ansiedad.

Con la ayuda de un psicólogo, saber que no estás enferma, sino que se trata de una alteración, de un trastorno, de un error en la forma de relacionarte con la vida, te ayudará a sentirte más segura de ti misma, más confiada en que podrás superar el problema de ansiedad y más animada según vayas comprobando cómo aprendes a controlar la ansiedad.

Puedes leer más artículos similares a Ansiedad, ¿trastorno o enfermedad? Depende de ti, en la categoría de Ansiedad en Diario Femenino.