5 cosas que estás haciendo mal todos los días y que te hacen infeliz

Algunos hábitos diarios te están impidiendo ser feliz

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

5 cosas que estás haciendo mal todos los días y que te hacen infeliz

El principal objetivo vital es la felicidad. Así que si entre tus prioridades no tienes ser feliz en primer lugar, es el momento de revisar tu lista. Hay algunas cosas que estás haciendo mal todos los días y que te están haciendo infeliz. Son hábitos diarios o ideas preconcebidas sobre lo que debemos hacer y también sobre lo que queremos hacer. Tenemos que eliminarlas porque es hora de ser feliz.

Lo que estás haciendo mal todos los días

No vamos a decirte que apuestes por una vida sana, que dejes de fumar, que comas sano y que hagas deporte porque seguramente eso ya lo sabes. Pero tal vez no sepas que te estás autoboicoteando a diario y esos hábitos te impiden ser feliz.

Cosas que no debes hacer si quieres ser feliz

1. Quedarte sin tiempo nada más despertar

Vivimos con prisa, de ahí el estrés que sufren cada vez más personas. Y marcar los tiempos y los horarios es inevitable pero, ¿no los tienes demasiado ajustados? Si empiezas a correr desde que te levantas, el día se convierte en una cuesta empinada en la que tus esfuerzos se centran en llegar a tiempo. Llegar a tiempo al colegio de los niños, llegar a tiempo al metro, llegar a tiempo al trabajo, salir a tiempo del trabajo para llegar a tiempo a las extraescolares de tus hijos y correr para hacer la cena.

2. No cuidar de ti misma

En la línea de ir siempre corriendo, tampoco tienes tiempo para cuidar de ti misma, para pensar en ti misma, para conocerte a ti misma, para aceptarte a ti misma y para quererte a ti misma. Sabemos que tienes una obligaciones, que tus hijos son lo más importante y que tu familia necesita tus cuidados. Pero piensa que si no te cuidas tú, no podrás cuidar a los demás.

3. Lo que no te permites

Tu día está lleno de responsabilidades, obligaciones y rutinas. Y normas. ¿Y si te saltas las normas por un día? No es cuestión de que llames a tu jefe para decirle que hoy prefieres quedarte en la cama, pero seguro que puedes liberarte de cualquier otra obligación, seguro que puedes decir "no" a algún compromiso y seguro que te puedes permitir saltarte la dieta. Se trata de ser un poco más permisiva y flexible contigo misma.

Los detalles que te hacen feliz

4. Los detalles importan

Vamos a lo general y nos saltamos todos los detalles. Ese detalle de la sonrisa de tu vecina cuando te encuentras en la escalera, ese otro del primer olor a primavera después de un largo invierno, ese de la risa de tu hija cuando ve algo divertido por la calle o ese abrazo de tu pareja antes de cenar. Los detalles importan porque en ellos se encuentra la felicidad, así que hoy puede ser un buen día para que empieces a darte cuenta de esos detalles que te hacen feliz.

5. Exigirte ser perfecta

Es positivo dar lo mejor de ti misma, pero no puedes estar siempre en una especie de competición contigo misma por ser perfecta, por hacerlo todo bien y por llegar a todo. Porque la perfección no existe, pero sí la autenticidad. Porque es mejor ser auténtica que perfecta. Porque los tuyos se sentirán más queridos si te muestras como una mujer real y no como una superwoman.