Y si aprendemos a ser valientes y no perfectas

La perfección no existe, la valentía sí

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Cómo ser más valiente

Se nos exige demasiado. Nos exigimos demasiado. Hoy las mujeres tienen que ser buenas profesionales, buenas madres, buenas hijas, buenas amigas, buenas amantes, buenas parejas, alcanzar el éxito. Hoy las mujeres tienen que ser perfectas, parecer siempre jóvenes pero a la vez aceptar el paso del tiempo, ocuparse de todo pero también encontrar tiempo para sí mismas, econtrar el equilibrio emocional, saber qué hacer en todo momento...¿te has dado cuenta de que la perfección no existe? Sería mejor aprender a ser valientes y no perfectas, ¿no te parece?

Qué es ser valiente

Hay que aceptarlo tal y como es: la perfección no existe y el ideal de mujer que la sociedad patriarcal ha diseñado con mimo especialmente para nosotras no nos conviene nada. ¿Y si nos saltamos las normas? Porque vamos a ser mucho más felices aprendiendo a ser valientes que intentando ser perfectas. Pero, ¿qué es ser valiente?

No queremos ser perfectas

+ Ser valiente es tomar decisiones sin que te paralice la duda y aceptar que tu decisión puede ser equivocada. Y que no pasa nada.

+ Ser valiente es ser madre en estas condiciones socioeconómicas adversas. Ser valiente es no ser madre porque no acpetas esa imposición sociocultural. Y porque no quieres.

+ Ser valiente es empezar a estudiar y a formarte para cambiar de trabajo. Ser valiente es dejar de estudiar cuando no te hace feliz.

+ Ser valiente es decir "no". Ser valiente es decir "sí".

+ Ser valiente es hacer cosas por primera vez. Ser valiente es dejar de hacer cosas que te están haciendo daño.

+ Ser valiente es romper con tu pareja tóxica. Ser valiente es declararte a la persona que te gusta.

+ Ser valiente es salir de tu zona de confort. Ser valiente es crear tu perímetro de límites que protegen tu esencia.

+ Ser valiente es reconocer que te da miedo. Ser valiente es hacerlo a pesar de ese miedo.

+ Ser valiente es saber que te mereces ser feliz. Ser valiente es aceptar que también hay malos momentos en esa felicidad.

+ Ser valiente es conocerte a ti misma. Ser valiente es aceptarte a ti misma.

+ Ser valiente es ir a por tus sueños aunque nadie más crea en ellos. Ser valiente es creer en ti misma.

+ Ser valiente es la libertad.

Cómo aprender a ser valiente

Somos valientes, no perfectas

Ahora que tenemos claro que el bienestar o la felicidad se encuentra en la valentía y no en la perfección, salta la duda. ¿Cómo se aprende a ser valiente? Porque al fin y al cabo apostar por una vida valiente es ir en contra de todo lo que nos han enseñado. Te proponemos algunas preguntas que te llevarán a ser más valiente:

+ ¿Estás viviendo la vida que quieres vivir?

+ ¿Hay alguna posibilidad de que cambies algún aspecto de tu vida para ser más feliz?

+ ¿Qué es lo mejor que podría pasar si te atreves?

+ ¿Qué es lo peor que podría pasar si te atreves?

Si ya has contestado estas preguntas y notas un cosquilleo de ilusión, ¡enhorabuen! Ya eres una valiente. Ahora solo tienes que pasar a la acción.