3 frases para reducir la ansiedad y lograr la felicidad

Coletillas que otros han pronunciado y que se han quedado en nuestra cabeza

Napoleón Fernandez

  frases para reducir la ansiedad y conseguir la felicidad

Hay frases que se cuelan en nuestro cerebro y se quedan ahí sin ni siquiera haberlas invitada. Coletillas que, en lugar de ayudarnos a enfrentarnos a situaciones de estrés o ansiedad, lo único que hacen es obstaculizar nuestro camino hacia la felicidad. Hemos seleccionado algunos de esos mensajes que pululan por nuestra cabeza para que te deshagas de ellos. ¿Quieres saber cuáles son? Alziur te cuenta las 3 frases que te ayudarán a reducir la ansiedad y a lograr la felicidad. 

+ Frase anti ansiedad: No eres la única persona a la que le pasa

 A todos nos han pasado cosas malas. Lo que ocurre es que cuando se suceden en un tiempo corto de tiempo, el ser humano tiende a pensar que él es el único que ha vivido esa situación. Por ejemplo, cuando alguien te ha hecho daño, crees que eres el más desgraciado y el único al que le puede pasar eso. ¿Sabes una cosa? ¡No es así! Queda prohibido pensar que eres el "pobrecito". Primero, porque es completamente incierto, porque lo que a ti te ocurre, casi seguro que le ha pasado a otra persona más en este mundo, en el pasado, en el presente o en el futuro, (¡lo sentimos, no tienes la excluvisa!); y, segundo, porque lo único que consigues con esta actitud es sentirte peor si cabe. Vale, te ha ocurrido algo malo, pero con este pensamiento de "solo me pasan a mí estas cosas" lo que haces es agravarlo y empeorarlo más. ¡Evita hacer esto! ¡No sirve para nada, solo sentirte solo y aislado!  

 

+ Frase para reducir estrés: Cuanto antes lo sepas, mejor 

La vida no es perfecta. Muchas veces las cosas no salen como quisiéramos, no resultan todo lo "perfectas" que planeamos. Esa "imperfección" lo único que puede conseguir es dejar en un segundo plano lo conseguido. Solo de nosotros depende girar la mirada hacia el lado positivo, centrarnos en lo bueno y, así, alejarnos de esas imperfecciones. Esto se puede aplicar a todos los ámbitos de la vida: las relaciones de pareja, el trabajo, los estudios, la casa... ¡nada es perfecto! Hay que aceptar las cosas como son y hay que fijar siempre la mirada en lo bueno. 

+ Frase de felicidad: Por un mundo libre de expectativas 

Cuando la gente que te rodea -tus padres, tus jefes, tus profesores...-, depositan expectativas sobre ti, tú sientes tanta responsabilidad por no querer decepcionarles ni desilusionarles ni defraudarles que terminas tomando decisiones para agradarles, sin pensar en lo que realmente quieres y en lo que necesitas. ¡Libérate de esa carga! Deja de pensar en cómo agradar a los demás y piensa en ti. No cargues tus expectativas sobre otros, ni permitas que otros las carguen sobre ti. Demuestra quién eres, tu esencia, y sé feliz.