La temida crisis de los 40 en hombres, ¿existe realmente?

El peligro de este crisis de mediana edad en el sector masculino

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Varón cuarentón o cuarentañero. Se levanta para ir a trabajar (si es de los afortunados que tiene un trabajo), se mira al espejo, se ve mayor, se cuenta las canas y no se atreve a detener su mirada en la incipiente tripita que le acompaña desde hace un tiempo. De camino a su trabajo piensa que no ha conseguido el éxito profesional que un día soñó. Y también piensa que ya es tarde para lograrlo. Bienvenidos, hombres, a la temida crisis de los 40. No es un mito, es una realidad.

Qué es la crisis de los 40

No es algo que te ocurra justo el día que soplas las velas de tu 40 cumpleaños. Pero es cierto que desde ese mismo día, la sombra de la temida crisis de la mediana edad planea sobre tu cabeza. Y aunque solo sea por presión popular, esa crisis se irá haciendo patente sin que te des ni cuenta.

Los hombres sufren la crisis de los 40 más tarde que las mujeres. Esa crisis se caracteriza por un periodo de confusión, desorientación vital, frustración, preguntas y también búsqueda. ¿Qué he hecho con mi vida? Pasados los 40 se supone que ya deberías tener tu vida asentada, que sabes lo que estás haciendo y hacia dónde te diriges, que ya tienes unos cuantos sueños cumplidos a tus espaldas y que te sientes orgulloso de tu vida.

La realidad puede ser bien distinta. Recordemos que a tu crisis de los 40 se le añade la crisis económica y social que estamos viviendo, lo que hace que las circunstancias que te rodean se oscurezcan considerablemente y que tu futuro, ese futuro que deberías tener atado y bien atado, sea una incógnita llena de inseguridad.

Y si tienes pareja, si has formado una familia, si tienes trabajo presuntamente estable, no estás libre de sufrir la temida crisis de la mediana edad. La monotonía, la rutina y esa sensación de que la vida te ha estafado porque hay millones de cosas que no has podido hacer y unos cuantos sueños que te has dejado en el camino pueden llevarte a esta situación de necesitar un cambio.

Cómo se manifiesta la crisis de los 40 en hombres

Y el cambio llega porque cualquier crisis te cambia. Entonces, según el tipo de hombre y sus circunstancias (como diría Ortega y Gasset) las transformaciones serán más o menos perjudiciales. Unos vuelven a la adolescencia, una adolescencia trasnochada que te divierte durante algún tiempo pero que no termina hacerte sentir mejor porque es muy forzada.

Otros se decantan por la infidelidad, en un intento de poner un poco de aventura en su vida, pero aventura cómoda, sin salir de su zona de confort. No faltan los que pasados los 40 deciden seguir la evolución natural de su crisis y lo dejan todo para viajar por todo el mundo y vivir el presente. Pero la mayoría nota los efectos de la crisis de los 40 en forma de trastornos emocionales como ansiedad o depresión.

¿Se puede superar la crisis de los 40?

Sí, se puede superar la crisis de los 40 y se puede salir reforzado de ella. Pero tienes que ser realista. Si vas a echar mano de propuestas de buen rollo del tipo "la edad solo es un número" es posible que fracases en el intento porque no es cierto. La edad no solo es un número, la edad son un montón de años de más y de menos, una gran cantidad de errores a tus espaldas y otra tanda de decepciones vitales y frustración.

Pero la edad también es experiencia. También son momentos bonitos, momentos inolvidables, las cosas que has hecho bien, los amigos que has encontrado en el camino, el apoyo de la familia, los amores que has vivido. La edad es la vida, tu vida. Y ahora que has llegado al ecuador de tu vida puedes mirar hacia dos direcciones:

+ Puedes mirar lo que has hecho, analizarlo y darle vueltas hasta marearte.

+ Puedes mirar hacia adelante, prestando atención al hoy y a todos los mañanas que te quedan por vivir.