Técnicas de relajación: romper una vajilla para liberar el estrés

Libera tu estrés rompiendo una vajilla

La ansiedad y el estrés son los grandes males de la sociedad moderna y las mujeres somos especialmente sensibles a sufrir este tipo de trastornos. La presión vivida en el día a día, por trabajar y conciliar, o por conseguir un trabajo, por pagar las facturas, la hipoteca, el coche, por mantenerte joven y guapa, por no discutir con tu pareja, por formar una familia...Vivimos tan presionadas que nos va produciendo un estrés con el que nos acostumbramos a convivir hasta que ya es demasiado tarde y empieza a suponer un peligro para nuestra salud. Por eso es tan necesario liberar tensiones frecuentemente aunque sea con los métodos menos ortodoxos.

Destroza la vajilla para acabar con el estrés

Seguramente habrás visto en alguna película esa tradición griega de estrellar los platos contra el suelo al son de la múscia en las celebraciones familiares. Sin entrar en el origen de tal costumbre, podemos afirmar que lanzar un plato contra el suelo es uno de los ejercicios más liberadores que conocemos. Es una buena forma de sacar de tu interior tanto las emociones positivas como las negativas.

No se trata de tirar media vajilla contra la pared cuando estás en medio de una discusión, sino de un ejercicio de relajación como otro cualquiera. Tampoco se trata de que cojas tu vajilla y la empieces a estrellar contra el suelo un día que no puedas más ( a no ser que se trate de esa vajilla que te regaló tu suegra y que te parece espantosa), porque no están las cosas como para comprar vajilla nueva y, además, luego te toca recoger el desastre.

Pero ya hay empresas que te proporcionan ese espacio adecuado y hasta la vajilla para que te desahoges tirando platos, copas, botellas y todo lo que tengas a tu alcance con todas tus fuerzas hasta que todo ese estrés y esa energía negativa desparezca. Si este ejercicio de relajación te parece un tanto violento, estás en lo cierto; nada que ver con el yoga.

Técnicas para aliviar el estrés

Pero si estamos hablando de aliviar el estrés para que podamos sentirnos mejor y mantener nuestro equilibrio emocional, estamos dispuestas a probar cualquier técnica antiestrés. Una vez que hayamos dado cuenta de toda la vajilla, también nos proporcionan electrodomésticos a los que golpear hasta que queden reducidos a la nada. Destrozar y golpear objetos descarga toda la tensión, pero en cualquier caso, es mejor hacerlo de manera controlada.

Los amantes del deporte ya nos habían avisado de lo reconfortante que es el ejercicio físico en la lucha contra el estrés y son muy conocidos los efectos liberadores de golpear un saco de boxeo. Pero si no te motiva tanta "agresividad" siempre puedes probar otra técnica antiestrés muy efectiva: gritar. Busca un lugar alejado y ponte a gritar todo lo alto que te permitan tus fuerzas, verás como inmediatamente te sientes más relajada.

Y si lo tuyo son la técnicas más sosegadas, hemos encontrado la forma ideal de aliviar tu estrés sin montar un escándalo. Haz una escapada al campo o, si no puedes, un parque de tu ciudad te servirá, y pasea un momento descalza por el césped. Cuando te hayas llenado de toda la energía de la naturaleza abraza un árbol y sentirás la tranquilidad al instante.

Laura Sánchez  •  domingo, 31 de marzo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x