El incontrolable miedo a los botones se llama koumpounofobia

Los botones de la ropa también pueden ser objeto de miedo

Laura Sánchez

Cuando tu miedo a los botones es incontrolable tienes koumpounofobia

¿A qué le tienes miedo? Puede que sufras alguna fobia o puede que hayas oído hablar de las más frecuentes. Pero el mundo de las fobias está lleno de temores sorprendentes que nos dejan pensando en las posibles consecuencias de este problema. Es el caso de la koumpounofobia o el miedo a los botones, de la que hablamos en nuestro diccionario de fobias.

Qué es la koumpounofobia

La koumpounofobia es el miedo a los botones. Tal y como lo lees, el miedo a los botones que tiene la ropa. Se trata de un trastorno fóbico que puede condicionar hasta el extremo la vida de la persona que lo sufre, aunque también hay diferentes grados en este problema.

Hay muchas personas que lo que sienten es un rechazo o aversión a los botones y a los ojales. En este caso utilizan ropa con cremalleras o que no necesite botonaduras y el asunto se queda ahí. Pero cuando se trata de una fobia, el miedo se extiende y pasa de no poder tocar un botón o no poder verlo en la ropa de otra persona.

Cómo se exterioriza esta fobia

Como es de imaginar, esta situación es mucho más complicada de lo que parece a simple vista. Evitar ponerse ropa con botones puede llegar a ser fácil, pero evitar ver botones es prácticamente imposible. Ahí es cuando podemos hablar de koumpounofobia, cuando la persona experimenta todos los síntomas de ansiedad que produce cualquier fobia.

Mareos, sensación de asfixia, palpitaciones, sensación de irrealidad o incluso ataques de pánico si no puede evitar el estímulo temido, son los síntomas más habituales de la koumpounofobia. A estos se le añaden síntomas y consecuencias psíquicas debido a la certeza de que se trata de un comportamiento irracional que le puede llevar al aislamiento social.

Cómo superar la koumpounofobia

Causas del miedo a los botones

Pero, ¿de dónde surge la koumpounofobia?, ¿cómo se desarrolla el miedo a los botones? Saber que se trata de un miedo irracional y desmedido no alivia en nada este problema que puede originarse por una experiencia traumática con los botones en la infancia. Por ejemplo si siendo bebé se pasó un rato de angustia al no poder desabotonar una ropita.

La otra causa más frecuente de las fobias es un trastorno de ansiedad previo. La ansiedad, como todos sabemos, se manifiesta de muchas maneras y una de ellas es la aparición de miedos irracionales. Llega un momento en que cualquier objeto, animal, situación o sensación se considera potencialmente un peligro.

Cómo tratar los miedos

Conviene tratar todas las fobias aunque no hayan llegado al grado de condicionarte la vida y para eso hay que buscar ayuda psicológica. La terapia cognitivo conductual se ha revelado como la más eficaz a la hora de superar los trastornos fóbicos ya que trabaja por igual los pensamientos distorsionados y la conducta irracional.

En el caso de la koumpounofobia no se descarta la hipnosis para descubrir el origen de este miedo. Y, como ocurre con todas las fobias, las técnicas de relajación son fundamentales para reducir los efectos de la ansiedad.