Pedofobia: ¿tienes miedo a los niños?

Si tienes pánico a los niños puedes estar sufriendo pedofobia

Laura Sánchez

Pedofobia: ¿tienes miedo a los niños?

A veces hay fobias que no se toman en serio porque son muy parecidas a actitudes que pueden llegar a considerarse normales. Conviene recordar que una fobia se caracteriza por tener un comportamiento que puede llegar a a complicarte mucho la vida. Teniendo esto en cuenta, hoy hablamos de la pedofobia o el miedo a los niños y a los bebés.

Qué es la pedofobia

¿No te gustan los niños? Cada vez hay más personas que sienten cierto rechazo a compartir momentos con niños, generalmente por lo ruidosos y molestos que pueden llegar a ser los más pequeños. También hay personas que se niegan a coger en brazos a un bebé porque los ven demasiado vulnerables. Pero hasta aquí se trata de un comportamiento que nada tiene que ver con un trastorno fóbico.

La pedofobia es el miedo a los niños o a los bebés. No porque no te gusten, no porque te molesten, sino que se trata de un miedo irracional que puede llegar al pánico y que está ligado con un trastorno de ansiedad. Una cosa es que no quieras tener niños cerca cuando estás intentando relajarte y otra cosa es que la presencia de niños te produzca una crisis de ansiedad.

Síntomas de la pedofobia

Ahí está el problema real con la pedofobia, tal y como ocurre con muchas otras fobias. El miedo salta frente al estímulo, en este caso un niño o un bebé y se producen los típicos síntomas de la ansiedad como mareos, sudoración, palpitaciones, náuseas, nerviosismo o dificultad para respirar.

Los síntomas físicos se agudizan cuando la persona que tiene pedofobia empieza a pensar que es una especie de Herodes y que no sirve para vivir en sociedad. Al fin y al cabo, los niños están ahí y esa persona trata de evitarlos. Aunque no tengas hijos, no siempre se puede evitar a los niños y la autoestima cae en picado cuando esta fobia te hace sentir mala persona.

Cómo superar la pedofobia

Causas de la pedofobia

No se sabe con exactitud qué provoca la pedofobia. El origen de muchas fobias se encuentra en el propio trastorno de ansiedad que va generando miedos y temores irreales. Aunque este pánico a los niños puede estar motivado por alguna experiencia traumática.

Haber tenido una infancia traumática o haber vivido experiencias desagradables en la infancia puede ser un motivo para desarrollar este trastorno. Y también puede ocurrir si se ha vivido un episodio delicado con algún niño, como un accidente, por ejemplo, o incluso una muerte.

Tratamiento de la pedofobia

Para superar esta fobia a los niños es necesario buscar ayuda psicológica. No hay que olvidar que a veces las fobias provocan reacciones desmedidas que en algunos casos pueden llegar a ser violentas. Y en el caso de la pedofobia, se trata tanto de superar la fobia como de proteger al niño.

La terapia elegida por el profesional tendrá el objetivo de encontrar el origen de ese miedo a los niños para a partir de ahí trabajar en el aspecto conductual. Dejar de relacionar los niños con algo desagradable o traumático es algo que debe ir acompañado de técnicas de relajación para reducir el componente de estrés que produce esta situación.