Trastorno fóbico: cómo superar las fobias ligadas a la ansiedad

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Trastorno fóbico; uno de los tipos de ansiedad

Sabemos que la ansiedad tiene muchas formas de manifestarse y una de ellas es el trastorno fóbico o las fobias específicas. Fobias muy conocidas y fobias raras que afectan cada vez a más personas y que tienen varias posibilidades de tratamiento. Y es que el superar una fobia se hace necesario para mucha gente que ve cómo su miedo irracional les imposibilita para realizar sus actividades con normalidad. Te contamos todo sobre las fobias.

Las fobias más comunes

Hay algunas fobias que todas conocemos, si no por haberlas sufrido, por oír hablar de ellas continuamente. Una de las fobias más comunes es la fobia social, que es tan frecuente, que le dedicaremos un capítulo aparte. Fobia social aparte, estas son las fobias más frecuentes:

- Agorafobia. Es el miedo a los espacios abiertos. El terror y la inseguridad pueden recluir en su casa a la persona que lo padece.

- Claustrofobia. Todo lo contrario que la agorafobia, la claustrofobia es el pánico a los espacios cerrados, como ascensores, túneles o incluso el metro. La sensación de asfixia es uno de sus principales síntomas.

- Aracnofobia. Aunque parezca una fobia más cinematográfica, la verdad es que se trata de un trastorno muy real y frecuente. El miedo a las arañas puede suponer un verdadero problema de adaptación para muchas personas.

- Acrofobia. Es el miedo a las alturas. No estamos hablando de vértigo, sino de un trastorno que genera un cuadro de ansiedad grave y que lleva a la persona que lo sufre a evitar la situación.

- Brontofobia. Tormentas y fenómenos meteorológicos son los desencadenantes de este miedo irracional que hace a muchas personas alterar sus actividades en función del clima.

- Aerofobia. El miedo a volar, es decir a subirse a un avión es una fobia muy común y que puede afectar a la vida personal y laboral de quien la sufre.

Las fobias más raras

Frente a estas fobias más comunes, encontramos otras menos conocidas pero de iguales efectos, es decir, de alterar la vida de la persona que sufre el trastorno. Así nos encontramos con fobias extrañas:

- Somnifobia. Es el miedo a dormir, por temor a tener pesadillas o a morir durante el sueño. Se trata de un trastorno que está muy ligado a la ansiedad nocturna.

- Iatrofobia. El miedo a los médicos puede ser bastante común, pero cuando hablamos de evitar totalmente acudir a una consulta médica, estamos ya ante un trastorno fóbico.

- Xantofobia. Se trata del miedo al color amarillo. Desde el amarillo del sol hasta la imposibilidad de pronunciar la palabra.

- Ritifobia. El rechazo a las arrugas es más que habitual. Sin embargo, cuando la obsesión por las arrugas se convierte en terror cada vez que se observa una, estamos ante un trastorno fóbico.

- Tocofobia. Para muchas mujeres, tener un hijo es la mejor experiencia del mundo. Sin embargo, hay un 3% de mujeres que sienten terror ante la idea del embarazo y el parto.

Tratamiento para las fobias

Por ser las fobias una de las manifestaciones de los trastornos de ansiedad, por ser uno de los tipos de ansiedad, responden muy bien a la terapia psicológica. En concreto, la terapia cognitiva conductual aporta las herramientas necesarias para ganar seguridad y confianza cuando una persona se enfrenta a una situación de terror irracional.

Además, la terapia de exposición y los tratamientos de choque se presentan como los métodos ideales para superar las fobias a base de exponer a la persona que lo sufre a la situación que le atemoriza bajo supervisión. Se trata de terapias en las que se enfrenta el miedo de forma gradual.