Cómo frenar la timidez al salir de fiesta

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Una fiesta no deja de ser una buena oportunidad para divertirse, conocer personas nuevas o relacionarte con gente conocida a la que no ves todos los días. Se trata de un momento para disfrutar y relajarse, pero eso es algo que las personas tímidas no pueden hacer. Descubre cómo frenar la timidez al salir de fiesta.

Cómo dejar de ser tímida en las fiestas

Seguramente salir de fiesta es el único momento en el que se nos ocurriría recomendar el alcohol como método para vencer la timidez. Aunque conviene tomar con precaución, tanto la recomendación como el alcohol, para que al día siguiente no tengas que arrepentirte de tanta desinhibición. Un par de copas de vino te pondrán el ánimo más sociable sin que te conviertas en otra persona.

Pero el alcohol no va a conseguir liberarte de la rigidez si no transformas por completo tu pensamiento. Igual que te preparas el look, te maquillas y te peinas para salir de fiesta, también deberías ponerte el pensamiento positivo antes de salir de casa. Si los demás disfrutan de este momento, no te lo niegues a ti misma porque tú también te mereces pasarlo bien.

Si llevas un bolso pequeño para salir de fiesta, recuerda que no te caben muchas cosas, así que deja en casa la vergüenza y la sensación de ridículo para que puedas actuar con más naturalidad. Localiza a una persona que te inspira cierta confianza y acércate a ella para poder conversar con alguien sin demasiados nervios. Poco a poco irás ampliando el círculo.

Sin embargo, la mejor actitud para olvidarte de la timidez en una fiesta es mostrarte más accesible. Las personas tímidas tienden a encerrarse en sí mismas y su lenguaje corporal no admite dudas: 'no me hables'. Sonríe y mira a las personas que te rodean, relaja el gesto del rostro porque no estás en una guerra del mundo contra ti, estás en una fiesta.