Teatro para vencer la timidez: técnicas para superarlo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

La mayoría de las personas tímidas intentan evitar a toda costa aquellas actividades que disparan su timidez. Se trata de un error frecuente, ya que para vencer la timidez hay que enfrentarse a las situaciones que más incomodan. Y una de las mejores técnicas para superar la timidez es el teatro. Te contamos cómo puede te puede ayudar el teatro a dejar de ser tan tímida.

Beneficios del teatro para la timidez

El primer paso para descubrir los beneficios del teatro para la timidez es olvidarte de prejuicios y tomar la decisión de apuntarte a un taller de teatro. ¿Tienes dudas? Te aseguramos que no te arrepentirás, porque se trata de uno de los métodos más efectivos para dejar de ser tímida. Los motivos son varios.

1 Socializar. Apuntarte a un taller de teatro te ayuda a ser más sociable porque te obliga a compartir tu tiempo con otras personas, con tus compañeros de teatro. Poco a poco irás desarrollando tus habilidades sociales sin darte cuenta y casi sin esfuerzo, ya que estarás en un ambiente distendido y familiar.

2 Mejorar la autoestima. Cuando realizas alguna actividad que te hace sentir mejor, estás mejorando tu autoestima. Creías que no ibas a ser capaz de aprenderte tu papel y lo has hecho; creías que no ibas a poder disfrutar estando con un grupo de gente y lo has hecho. Porque tú sí eres capaz y vales más de lo que te imaginas.

3 Hablar en público. Uno de los grandes temores de las personas tímidas es hablar en público. El teatro te enseña a practicar tu dicción y tu discurso en voz alta, algo que te será de mucha ayuda si lo trasladas a tu trabajo. Ahora sabes cómo enfatizar lo que dices, dónde poner la energía y cómo disimular tus debilidades al hablar.

4 Comunicación. No solo la comunicación verbal se ve beneficiada con el teatro, también el lenguaje corporal. El teatro te enseña a trasmitir con tu cuerpo infinidad de cosas, a mostrarte más accesible a los demás, a moverte con más seguridad y a transmitir lo que tú quieras transmitir. Recuerda que no somos tan transparentes como pensamos y que nuestro lenguaje corporal dirá lo que nosotras queramos que diga.

5 Emociones. Si estás harta de ruborizarte cuando alguien te dice algo, de notar taquicardia en los momentos de más ansiedad o sueñas con olvidarte de todas esas emociones negativas que genera la timidez, en el teatro encuentras el aliado perfecto. Porque el teatro te enseña a controlar tus emociones y a dejar salir solo aquello que quieras transmitir.