Spinning y vientre plano: cómo bajar barriga con bicicleta

Alba Molina

Sin lugar a dudas, el spinning es uno de los ejercicios de moda para mantenerse en forma y perder peso. El hecho de ser una clase dirigida hace que sea asequible, entretenida, y relativamente fácil de seguir.
¿Por qué cuenta con tantos seguidores? Además de por resultar ser una actividad que resulta amena, presenta múltiples beneficios que hacen que su práctica sea cada vez más extendida, con lo que son pocos los centros deportivos y gimnasios que no cuentan con esta clase.

Entre las cosas buenas que aporta realizar cycling o spinning, se encuentra la pérdida de peso al tratarse de un ejercicio cardiovascular, fortalece las piernas y los glúteos, y mejora de la capacidad respiratoria y la salud articular. Estas son las razones más conocidas y las principales por las que se lleva a cabo esta clase, pero existe un beneficio que pocos conocen pero no por ello resulta menos importante: la mejora del abdomen.

Cómo resumir de un abdomen plano con spinning

La zona del vientre resulta muy importante, sobre todo cuando se acerca la temida operación bikini y se quiere presumir de cintura plana. Realizando esta actividad se pueden conseguir diversos beneficios:

+ El mantener una posición correcta, con la espalda recta, cadera hacia atrás y hombros relajados, hace que la zona abdominal se tonifique sólo manteniendo la postura.

+ El tipo de trabajo cardiovascular permite perder grasa, por lo que la zona se beneficia reduciendo y aplanando el vientre.

+ Intentar mantener el abdomen en contracción propicia que éste se fortalezca, además de proteger la zona lumbar.

+ Las diferentes posiciones en las que se realiza el ejercicio (sentado, de pie...) permite que se estimulen los diferentes músculos de la barriga, por lo que se tonifica en su totalidad.