Melatonina contra el insomnio: lo que necesitas para dormir bien

Melatonina para combatir el insomnio

Cuando no dormimos, todo funciona mal, hasta nuestro cuerpo. El insomnio puede reducir nuestra calidad de vida, además de poner en peligro nuestra salud porque cuando nuestro reloj del sueño se desajusta, lo mismo le ocurre a nuestro organismo. Sin embargo, es en nuestro propio cuerpo donde podemos encontrar a los mejores aliados contra el insomnio, como es el caso de la melatonina.

Qué es la melatonina

La melatonina es la hormona que regula el ciclo del sueño. Se trata, por tanto, de una sustancia que produce nuestro propio organismo, especialmente durante la noche. Durante el día, no segregamos melatonina, pudiendo así permanecer despiertos. De igual forma, la producción de melatonina se reduce con la edad, por eso las persona mayores necesitan menos horas de sueño.

En principio, segregamos esta sustancia de la melatonina en función de la oscuridad, por eso la falta luz o estímulos visuales es uno de los requisitos indispensables del dormitorio ideal para dormir bien. La melatonina, además de su función como reguladora del sueño, es antioxidante, regenerador celular, anti cancerígena, antiinflamatoria y parece que ayuda a preservar la memoria.

Sin duda, estamos ante una sustancia necesaria para mantener nuestra calidad de vida. Cuando sufrimos insomnio, cuando no podemos dormir, esa producción de melatonina se paraliza y es uno de los motivos de tantos problemas de salud derivados de los trastornos del sueño. Teniendo claro que necesitamos la melatonina para dormir y vivir, la pregunta es, ¿cómo la producimos y dónde la encontramos?

Cómo producir melatonina

Como cualquier sustancia que produzca nuestro organismo de forma endógena, la alimentación va a ser un factor clave a la hora de segregar melatonina. Hay que tener en cuenta, además, que la melatonina necesita del triptófano para su producción, un aminoácido que conocemos por ser el regulador del estado de ánimo. Y es que el insomnio y los trastornos emocionales van de la mano de la misma forma que el triptófano y la melatonina.

Alimentos que contienen o nos ayudan a producir melatonina son los lácteos, por ejemplo. De ahí el famoso remedio de la abuela tan efectivo de la leche con miel antes de dormir. Entre las carnes, es el pavo el que más puede favorecer la producción de melatonina y, en menor medida, el pollo. Por eso, una cena ligera a base de pavo es la mejor opción para combatir el insomnio.

Frutas y verduras también son una gran fuente de melatonina, así como los cereales y los frutos secos. Entre las verduras destacan las de hoja verde, los tomates y la cebolla. Mientras que las frutas que más favorecen el sueño reparador son las manzanas, las cerezas y los plátanos.

Laura Vélez  •  sábado, 1 de febrero de 2014

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x