Tips para elegir la almohada perfecta y dormir mejor

Qué almohada te conviene más según la postura en la que duermes

María Fernández

Las tips para elegir la almohada perfecta y dormir mejor

Aceptamos una misión imposible: encontrar la almohada perfecta. Cuando vas a las tiendas, todas parecen cómodas pero, ¿también lo serán durante la noche? Y, lo que es más importante, ¿te ayudarán a levantarte descansada y sin dolor de espalda o cuello a la mañana siguiente?

La almohada es uno de los elementos más determinantes para tener un sueño reparador cada noche. Para no gastar el dinero en mil y un cojines igual de incómodos, merece la pena hacer un análisis de todas las posibilidades. Toma nota de las siguientes tips para elegir la almohada perfecta y dormir mejor cada noche.

¿Existe la almohada perfecta?

Sí, existe la almohada perfecta, esa con la que se te escapa un suspiro cada vez que te tumbas sobre ella. Sin embargo, el modelo ideal es diferente para cada uno, según sus necesidades o preferencias.

Teniendo en cuenta que, aunque no seamos conscientes, cambiamos de posición varias veces durante la noche, necesitamos una almohada que se asegure de que nuestro cuello siempre está bien colocado.

Hay algunos elementos que debes tener en cuenta cuando tratas de elegir un buen cojín para la cama.   

La almohada perfecta según tu postura al dormir

La almohada según tu postura al dormir

La almohada que elijas depende mucho de la postura en la que suelas dormir.

+ Si duermes tendido sobre la espalda

Si duermes mirando al techo, te sentirás más cómodo y evitarás dolores de espalda y cuello con las almohadas acolchadas. Por eso, se recomiendan las que están rellenas de plumas o las que son ergonómicas.

+ Si prefieres dormir de lado

Los que duermen de lado, ya sea en posición fetal o recta, se decantarán por las almohadas más firmes que les sujetan bien el cuello. Estas les ayudarán a levantarse con los músculos más descansados y relajados. Las almohadas de látex o espuma son buenas opciones.

+ Si te encanta dormir boca abajo

Cuando duermes boca abajo, la mejor almohada es la que es muy baja y plana. Incluso, hay gente que prefiere no utilizar almohada. Además, te sentirás mucho más cómodo si utilizas una almohada blanda, por ejemplo, rellena de pluma.

El grosor de tu almohada

Antes de comprarte una almohada, intenta probarla en la tienda. Si es posible, túmbate sobre un colchón con el cojín bajo la cabeza y fíjate en la posición que adquiere tu espalda. Debes intentar que la cabeza, el cuello y la columna estén bien alineados.

+ Almohadas bajas. Se consideran almohadas bajas cuando miden menos de 10 centímetros.

+ Almohadas medianas. Las que son medianas miden entre 10 y 15 centímetros.

+ Almohadas altas. Son aquellas que tienen más de 15 centímetros de grosor. Hay que tener cuidado porque hay algunas que son excesivamente altas y pueden hacer que tu cuello esté toda la noche en tensión. Como consecuencia, puedes sufrir ciertos dolores.

¿Cuál es el mejor relleno de almohada?

¿Cuál es el mejor relleno de almohada?

El relleno de tu almohada hará que esta sea más o menos firme.

1 Almohadas de pluma o plumón

Por lo general, las almohadas de pluma son de oca y pato. Son las más blandas por lo que se hunden más que otras. Sin embargo, recuperan rápidamente su posición natural. Durante el invierno mantienen bien el calor y en verano dejan pasar el aire para dormir mejor. Si cambias mucho de postura durante la noche, evita este tipo de almohadas. Por otro lado, hay médicos que aconsejan no utilizar este relleno si eres alérgico.

2 Almohadas de látex

Las almohadas de este material son perfectas para personas más pesadas o para aquellas que duermen de lado. Las almohadas de látex son de las más higiénicas y transpiran muy bien, aunque no deben meterse en la lavadora. Además, suelen ser las almohadas más caras.

3 Almohadas de relleno sintético

Si te gustan las almohadas blandas, esta te resultará la más cómoda. Está rellenas de distintas fibras de poliéster, lo que hace que mucha gente las encuentre muy confortables.

4 Almohadas de espuma

¿Sabes esas almohadas en las que te apoyas y, al levantarte, siguen teniendo la forma de tu cuerpo? Las de espuma son perfectas para aquellos que no paran quietos durante la noche.

5 La opción más ecológica: almohadas de cereales

Existen almohadas rellenas de alforfón o espelta que sujetan bien el cuello durante la noche. El problema de estas almohadas, además de su considerable peso, es que pueden producir un olor desagradable.

Toma nota de estas tips para elegir un buen cojín

Algunos cuidados vitales para tu almohada

Si quieres que tu cojín dure mucho más tiempo y esté siempre bien limpio para asegurarte los sueños más dulces, debes tener en cuenta algunos cuidados. La vida útil de algunas almohadas puede llegar a los 5 años, siempre que estén en perfecto estado. Estos son algunas de las tips de higiene esenciales que debes tener en cuenta.

+ ¿Ventilas la almohada frecuentemente? Cada vez que cambies las sábanas, que tendría que ser una vez a la semana, aprovecha para airear la almohada abriendo la ventana.

+ Cada día, sacúdela con energía para que el relleno se vuelva a repartir por toda la almohada y, de paso, quitarle el polvo que haya acumulado.

+ Para evitar que se deforme por el lado por el que siempre la usas, dale la vuelta a menudo. Puedes hacerlo, por ejemplo, justo antes de irte a dormir.

+ No todas las almohadas son lavables, pero es conveniente lavarla una o dos veces al año. Es recomendable utilizar detergentes suaves para no dañar los rellenos. Y, sobre todo, asegúrate de que se seca bien antes de volver a usarla.

+ Compra una buena funda para proteger tu almohada de ácaros y demás suciedad. ¡Que no se te olvide echarla a la lavadora al menos cada dos meses! Sobre esta capa directamente en contacto con el cojín, debes poner tu funda habitual, que debes lavar cada vez que cambies las sábanas.