El azafrán es un buen aliado contra el dolor de regla

Esta especia es muy efectiva para aliviar el dolor menstrual antes de la regla

María Fernández

El azafrán es uno de esos pequeños tesoros que nos da la tierra. Se trata de una especia, la más cara del mundo, que se saca de una pequeña flor morada. Se usa a menudo en la cocina, por el sabor y color que da a las comidas, pero su aportaciones van mucho más allá.

¿Sabías que el azafrán es un buen aliado contra el dolor de regla? Es especialmente útil para acabar con el dolor menstrual propio de los días anteriores al periodo.

Acaba con el dolor de regla gracias al azafrán

Un estudio publicado en la revista Journal of Obstetrics and Gynaecology, realizado por un grupo de investigadores entre los que se encuentra la doctora Agha-Hosseini, demostró que el azafrán es efectivo para aliviar los síntomas propios del síndrome premenstrual. Se trata de un antiespasmódico que reduce las molestias provocadas por la menstruación.

Para realizar este estudio, se administró a un grupo de mujeres cápsulas de azafrán de 15 mg dos veces al día, y a otras se les dio un placebo. Pasados dos ciclos menstruales, se observaron los resultados. Se pudo apreciar que aquellas que tomaron azafrán sintieron menos dolor de regla. En cualquier caso, en esta investigación se advierte de los efectos secundarios que podría tener un consumo excesivo de azafrán.

Por otro lado, durante el síndrome premenstrual también es habitual que se sufran cambios de humor e irritabilidad. Hay mujeres que han comprobado cómo el azafrán les ayuda también a calmar estos altibajos emocionales.

Otros beneficios del azafrán

Los beneficios del azafrán van mucho más allá de su poder para calmar los dolores menstruales. Toma nota de otras de sus propiedades.

1 Estimula la digestión

El azafrán ayuda a que el sistema digestivo funcione mejor. Ayuda a que aumenten las secreciones y, por tanto, evita que las digestiones sean demasiado pesadas.

2 Ayuda al hígado

El azafrán contiene crocetina que ayuda al hígado a producir más bilis. Además, previene la aparición de piedras en la vesícula biliar.

3 Mantiene tu cuerpo joven

Esta especia es antioxidante, lo que ayuda a tu organismo a eliminar los radicales libres. Por tanto, notarás que tu cuerpo se mantiene joven durante más tiempo.

4 Calma los nervios y lucha contra la depresión

Una infusión de azafrán te ayudará a relajarte en los momentos de más estrés y ansiedad. Pero, además, el azafrán es un buen complemento para acabar con la depresión.

5 Mejora la memoria

Si con el paso de los años notas que estás perdiendo memoria, el azafrán en cantidades controladas te puede ayudar a mejorar tu capacidad de retención.

6 Aumenta tu deseo sexual

 El azafrán es conocido desde hace miles de años por ser un excelente, y ansiado, afrodisiaco.

7 Ayuda en los casos de diabetes

Gracias a sus componentes, el azafrán ayuda en la protección de los nervios dañados por un exceso de azúcar en la sangre. También cuida los ojos y la visión.

8 Alivia el dolor de dientes

Tiene un poder calmante en casos de dolores de muelas o dientes. Además, reduce la aparición de heridas en la boca y fortalece las encías.

¿Todo el mundo puede tomar azafrán?

El sentido común debe guiarte para saber cuánto azafrán puedes tomar. Se recomienda no tomar más de 1,5 gramos diarios para evitar efectos secundarios. Las embarazadas deben tener especial cuidado a la hora de no sobrepasar este límite, ya que puede resultar una dosis abortiva.

Por otro lado, hay que asegurarse de que el azafrán no ha sido adulterado, algo que ocurre a menudo al comprar azafrán en polvo. Para ello, te debes fijar en la etiqueta y no consumir aquellas especias que no te den confianza o que vengan mal empaquetadas.

Cómo incluir el azafrán en tu dieta

Para beneficiarte de todos estos beneficios del azafrán, inclúyelo en tu dieta. Te damos algunas ideas.

+ Recetas con azafrán

La cocina se nutre del sabor y color que aporta el azafrán a los platos en los que está presente. Hay una gran variedad de recetas a las que se les puede incluir el azafrán. Es fácil reconocerlas porque, por lo general, tienen un color amarillo muy intenso.

Hay muchas posibilidades: arroces (entre los que se incluye la paella), cremas de verduras, estofados, empanadas e, incluso postres como peras al horno o bizcochos con azafrán.

+ Infusión de azafrán

Una infusión de azafrán es una buena manera de consumir esta especia y disfrutar de su sabor. Para prepararla, pon a hervir una taza de agua y añádele un cuchara de café de azafrán. Deja que repose la mezcla y cuélala antes de tomarla. Para que no tenga un sabor demasiado amargo, le puedes añadir un poco de azúcar o miel.

También puedes hacer una infusión de azafrán hirviendo un par de briznas en una taza de agua. También se puede endulzar para que esté más rica.

+ Azafrán con leche

Pon a hervir una taza de leche y antes de apartarla del fuego añádele una pizca de azafrán en polvo. Mientras hierve, dale vueltas. Si quieres darle un toque dulce o no te gusta el sabor de la leche, puedes echarle una cucharadita de miel. Sigue removiendo hasta que todos los ingredientes estén perfectamente integrados.   

+ Ungüento de azafrán

El remedio casero de las abuelas para reducir el dolor de dientes y fortalecer las encías demasiado débiles. Para hacerlo, hay que mezclar un poco de la pulpa del tamarindo, con una pizca de azafrán y unas gotas de limón. Con una cuchara, o con los dedos siempre que los tengas bien limpios, amasa esta mezcla. Aplícatela una vez al día en las encías y empezarás a notar alivio.