¿Puedo tener alergia al calor?

Causas y síntomas de la urticaria por altas temperaturas

Tamara Sánchez

¿Puedo tener alergia al calor?

Laura odia el verano. Y no es porque le guste más el frío ni quedarse en casa delante de la chimenea viendo infinitas pelis de amor. A Laura le gusta salir, disfrutar de la piscina y broncearse bajo el sol mientras se pone al día de los últimos cotilleos con sus amigas. Sin embargo, Laura odia el verano porque el calor y las excesivas temperaturas le provocan molestos sarpullidos y horribles erupciones en la piel.

¿Por qué le pasa esto a Laura? Laura tiene alergia al calor, un tipo de urticaria producida por las altas temperaturas. En Diario Femenino hemos investigado en qué consiste exactamente y cuáles son sus síntomas. Te lo contamos.

¿Se puede padecer alergia al calor?

¿Existe la alergia al calor?

Sí, sí se puede. La alergia al calor existe y se manifiesta por medio de erupciones, habones, picazón o enrojecimiento en aquellas zonas que se han expuesto a algún tipo de fuente de calor: el sol, el fuego, baños calientes, la calefacción o incluso nuestro propio cuerpo. Además de las fuentes externas, la propia temperatura de nuestro organismo puede aumentar y provocar esta reacción alérgica también conocida como urticaria colinérgica. ¿Y cuándo se incrementa la temperatura de nuestro cuerpo? Pues por ejemplo al hacer deporte. De hecho, cualquier actividad que pueda causar sudoración es susceptible de desembocar en una alergia.

Estas manifestaciones cutáneas suelen aparecer aproximadamente quince minutos después de la exposición a las altas temperaturas y por lo general desaparecen al alejar la piel de la fuente de calor. No obstante, en ocasiones pueden perdurar incluso más allá de las 12 horas.

Las causas de esta enfermedad se deben a un desbalance en la producción de mediadores por parte de la célula encargada de generarlos, que en este caso en concreto correspondería al mastocito, el componente sensible a los cambios físicos como la temperatura.

Esta afección puede presentarse en personas de cualquier edad y su diagnóstico se realiza habitualmente por medio de pruebas cutáneas, es decir, observando la reacción de la piel al administrar dosis controladas y progresivas de calor.

Además de los síntomas ya mencionados, cuando la reacción alérgica se agrava, también puede provocar otro tipo de dolencias o patologías más severas como los mareos, el dolor de cabeza, las molestias abdominales, la pérdida del conocimiento o los problemas respiratorios. En caso de experimentar alguno de estos síntomas, no dudes en acudir inmediatamente al hospital.

Se trata de una urticaria, no de una alergia

La alergia al calor no es en realidad una alergia ya que no es provocada por ningún tipo de agente alérgeno, sino una urticaria inducida por las altas temperaturas. La confusión a la hora de emplear ambos términos se debe a que los síntomas son muy parecidos.

Qué hacer en caso de experimentar urticaria por calor

Qué hacer en caso de tener alergia al calor

Una vez que hayas detectado las causas de la urticaria y seas consciente de que la padeces, lo primero que tienes que hacer es tratar de evitar la exposición al agente responsable que, en este caso, sería el calor. Además de esto, hay otra serie de recomendaciones que puedes poner en práctica tanto para prevenirla como a la hora de aliviar sus diferentes síntomas:

+ Los ataques de urticaria suelen desaparecer por sí solos tal y como hemos mencionado anteriormente. De todas maneras, la picazón y el enrojecimiento pueden aliviarse gracias al uso de antihistamínicos.

+ Si te pica demasiado, además del tratamiento con antihistamínicos, puedes probar a realizarte baños con avena y cremas para mantener la piel más fresca y correctamente hidratada.

+ Es fundamental que trates de evitar rascarte las lesiones y heridas ya que estas pueden abrirse y provocar infecciones mucho más severa en la zona.

+ La aplicación de hielo en la piel también es un remedio infalible para aliviar las irritaciones causadas por la alergia al calor. El frío disminuye la inflamación, mejora la circulación y regula la temperatura corporal.

+ Como era de esperar, el gel de aloe vera también te será útil como salvavidas ante los síntomas de este tipo de afecciones cutáneas. Sus compuestos refrescantes alivian las erupciones y reducen el enrojecimiento provocado por la sensación de calor.

¿Padeces alergia al calor o conoces a alguien que la sufra?