Dentofobia: ¿Tienes miedo al dentista?

Todo lo que debes saber sobre el temor a ir al odontólogo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Todo lo que deberías saber sobre la dentofobia

Es necesario ir al dentista regularmente para garantizarnos una buena salud bucodental. No es una cuestión meramente estética sino de salud, así que es importante. Sin embargo, algunas fobias como la dentofobia pueden hacer que posterguemos o incluso evitemos acudir al odontólogo por miedo. O por pánico. Te contamos todo sobre la dentofobia o miedo al dentista en nuestro diccionario de fobias.

Qué es la dentofobia

La dentofobia es el miedo al dentista. Es cierto que el miedo al dentista tiene una parte muy lógica porque en la mayoría de las ocasiones sufrimos dolor, y es inevitable la incomodidad que nos produce cualquier cosa que nos hagan en la boca. Además, llegar a la consulta con ciertos problemas bucodentales puede hacer también que suframos de autoestima baja.

Hasta aquí la parte lógica y racional del miedo al dentista que todos hemos experimentado alguna vez. Pero ¿evitas ir al dentista a pesar de que sabes que tu boca te está pidiendo una revisión? ¿Pospones una y otra vez la cita con el odontólogo aun sabiendo que eso te está ocasionando más problemas? Entonces tal vez sufras dentofobia.

Síntomas de la dentofobia

El miedo es el principal síntoma de cualquier fobia. Un miedo que va desencadenando una serie de reacciones físicas como los nervios incontrolados, los mareos, la sudoración excesiva, las palpitaciones, las crisis de angustia o los ataques de pánico. Todo esto ante la perspectiva de ir al dentista. Y con este panorama, lo normal es que intentes evitar la situación o el llamado estímulo de la fobia que en este caso es ir al dentista.

Pero la conducta de evitación puede provocar a su vez otros síntomas psíquicos, con una bajada de autoestima como principal problema. Todos sabemos de la importancia de tener una boca sana a la hora de relacionarnos con los demás, por lo que no tratar la dentofobia puede acabar en un aislamiento social.

Características de la fobia al dentista

Causas de la dentofobia

Como decimos, el miedo al dentista es una de esas fobias en las que se puede comprender el origen del miedo. ¿Quién no ha vivido un episodio desagradable, incómodo y doloroso en una clínica odontológica? Si ese momento se vivió con una gran carga emocional, es motivo suficiente para considerarlo una experiencia traumática y que se desarrolle la fobia.

Pero además de la experiencia traumática en la dentofobia entran en juego otros miedos que surgen por problemas previos de ansiedad, por el miedo a no tener una boca sana y por ese otro miedo a relacionarnos con los demás con la boca en mal estado. Porque la boca, recordamos, es lo que usamos para comer, para sonreír, para besar, para hablar...

Tratamiento de la dentofobia

Siempre aconsejamos la terapia psicológica para superar cualquier fobia y en el caso de la dentofobia también. El psicólogo seguramente optará por la terapia cognitivo conductual para erradicar ese pensamiento distorsionado que crea el miedo irracional. Una vez eliminado el pensamiento, ya se puede modificar la conducta de evitación.

Pero insistimos en que debe hacerse con un profesional de la psicología. Todos sabemos, y las personas que sufren dentofobia también lo saben, que a pesar del miedo que pueda producir es necesario ir al dentista. La evitación llega por un trastorno psíquico y eso no lo podemos superar por nosotros mismos.

En el tratamiento de la dentofobia también pueden intervenir los propios odontólogos, con empatía y ofreciendo garantías de parar la actividad si la ansiedad aprieta, administrando puntualmente ansiolíticos o tranquilizando al paciente. En los casos más graves de dentofobia se puede llegar a sedar al paciente cuando acude al dentista, pero todo esto debe ir, sin duda, acompañado de psicoterapia.

¿Quieres conocer las causas y características de algún otro miedo? Descubre todo lo que necesitas saber en nuestra categoría de fobias