Los síntomas del miedo a la gravedad o barofobia

La gravedad es un concepto inmenso que puede provocar alguna fobia

Laura Sánchez

Cuáles son los síntomas del miedo a la gravedad o barofobia

No dejan de sorprendernos algunas fobias que tienen como objeto de pánico conceptos inevitables. Es el caso de la barofobia o el miedo a la gravedad, esa fuerza que nos mantiene con los pies en la tierra y que por su propia inmensidad puede causar un terror desmedido. Hablamos de la barofobia en nuestro diccionario de fobias.

Qué es la barofobia

La barofobia es el miedo a la gravedad, a la fuerza de la gravedad. Se trata de un trastorno fóbico con ciertas semejanzas a la apeirofobia, ese pánico al infinito que por la propia inmensidad del concepto nos resulta tan complicado de entender. Pero, ¿qué es exactamente lo que temen las personas con barofobia?

Los miedos pueden ser variados. Se puede sufrir el miedo ante los pensamientos obsesivos como que falle la fuerza de la gravedad y todo quede suspendido en el aire o incluso pueden ocurrir pensamientos tan catastrofistas como creer que la fuerza de la gravedad se altere y todo quedemos aplastados por ella.

Síntoma del miedo a la gravedad

Cuando hablamos de fobias más concretas, como por ejemplo la fobia a las arañas, podemos entender que los síntomas se produzcan ante la presencia de ese animal, que es el estímulo. La barofobia también presenta síntomas físicos y son los mismos que los de la ansiedad, pero se producen por los propios pensamientos.

Como la fuerza de la gravedad es algo que está presente de continuo en nuestras vidas, no es algo que se pueda evitar, que es el recurso habitual en la mayoría de las fobias. Pero ver en televisión un viaje al espacio o incluso consultar en el ordenador una ubicación en la que aparece el planeta visto desde el aire, son suficientes estímulos para desencadenar el pánico.

Cuando tienes miedo a la gravedad

Por qué se desarrolla esta fobia

Como la mayoría de las fobias, este miedo a la gravedad puede encontrar su origen en una experiencia traumática. Es un trastorno más común en niños por la dificultad para comprender el concepto de gravedad y una caída desde un edificio alto, por ejemplo, puede haber quedado en grabado en la memoria emocional del niño.

Pero es evidente que pocas experiencias traumáticas pueden darse relacionadas con la fuerza de la gravedad, a no ser que hayas sido astronauta en otra vida. Así que la causa más probable de la barofobia es un trastorno de ansiedad que hace aflorar miedos irracionales y desmedidos.

Tratamiento de la barofobia

Por ser una fobia tan poco común y por tener un estímulo tan poco definido como es la fuerza de la gravedad, superar la barofobia puede resultar más fácil si se empieza a tratar con hipnosis, especialmente para encontrar el origen de ese pánico a algo que forma parte del entorno y que además posibilita la vida.

Pero sin duda el tratamiento más eficaz para hacer frente a la barofobia es la terapia cognitivo conductual, que trabaja tanto el pensamiento como la conducta. Y, por supuesto, en cualquier terapia no puede faltar el uso de las técnicas de relajación para reducir el componente de ansiedad que conllevan todas las fobias.